fbpx
Colombia países

Irrespetando a 49 millones de brasileños


Para entender el fenómeno de Jair Bolsonaro es oportuno revisar algunas estadísticas: de los 147 millones de votantes inscritos en las pasadas elecciones del 6 de octubre en Brasil, votaron 117 millones, o sea el 80 por ciento. Y de los 107 millones de votos válidos, 49,3 millones, o el 46,03 por ciento, fueron para el candidato Jair Bolsonaro. Nadie puede argumentar que no son unas elecciones legítimas porque hacerlo es irrespetar a 49 millones de brasileños que masivamente rechazaron la corrupción de la izquierda, la de Lula y Dilma.

La izquierda radical, por medio de uno de sus más emblemáticos voceros, Leonardo Frieiro, afirma: “El ideario político de Bolsonaro es una mixtura entre una agenda militar represiva de toda expresión disruptiva respecto de la lógica del capital de Brasil, y una agenda de seguridad en clave conservadora. Por eso, Jair Bolsonaro aspira a la unificación de la fuerza policial con la militar; la militarización de los barrios pobres; la legalización de la tortura (eufemísticamente, “protocolos especiales contra el crimen”), y la concesión de libertad a las fuerzas represivas para asesinar sumariamente y sin juicio a los sospechosos… Jair Bolsonaro es un fascista que, si gozara de poder, poco tardaría en terminar con la fachada democrática de Brasil e implantar un gobierno autoritario, asesino y dictatorial. El fascismo nos amenaza con un retroceso de más de 40 años en el aprendizaje político en América Latina.” La izquierda continental, y su vocero el señor Frieiro, son un himno al fariseísmo y la doblez. Califican a Bolsonaro de fascista, como si los regímenes totalitarios de izquierda en América Latina no fueran fascistas. ¿Asumen que Bolsonaro, de llegar a la presidencia, va a actuar exactamente igual a Castro en Cuba, a Ortega en Nicaragua y a Maduro en Venezuela? De los labios de estos izquierdistas, tengamos la absoluta certeza, no va a salir una sola palabra criticando a este siniestro trío de Castro, Ortega y Maduro, que con mano de hierro manejan a Cuba, a Nicaragua y a Venezuela.

 

 

¿Asumen que Bolsonaro, de llegar a la presidencia,
va a actuar exactamente igual a Castro en Cuba, a Ortega en Nicaragua
y a Maduro en Venezuela?

 

Pero lo que más sorprende de las voces histéricas de la izquierda contra Bolsonaro es que parecen olvidar que buena parte de los 49 millones de brasileños que votaron por Jair lo hicieron como protesta contra los bandidos de izquierda que formaron parte de lo que posiblemente han sido uno de los regímenes más corruptos del continente: los expresidentes Lula da Silva y de Dilma Rousseff. El procurador general de Brasil, Rodrigo Janot, denunció a Lula y a Dilma por el delito de asociación ilícita en un caso relacionado con la trama corrupta destapada en el seno de la petrolera estatal Petrobras. Para Janot, los dos expresidentes cometieron crímenes de corrupción y blanqueo de dinero. Esta pareja de pícaros –Lula y Dilma- se dedicó a robar no solo para favorecer su propio peculio, sino el de sus familiares y allegados. El hijo de Lula puede ser uno de los hombres más ricos del Brasil. Y mientras que vaciaban las arcas públicas, Lula y Dilma defendían y financiaban a otros regímenes igualmente corruptos como Cuba y Venezuela. Igual que hacen con los regímenes fascistas de Cuba, Nicaragua y Venezuela, la izquierda continental ha guardado un cobarde silencio sobre la manifiesta corrupción de Lula y Dilma. Es más, en el Foro de Sao Paulo y en esa payasada llamada EuroLat, lo que los izquierdistas han hecho es insultar al fiscal Rodrigo Janot y a los otros críticos de los dos expresidentes.

Maduro en Venezuela debe estar intranquilo con la muy segura victoria de Bolsonaro. El líder chavista puede tener la absoluta certeza que el nuevo presidente brasileño va a hacer todo lo posible para sacarlos a patadas de todas las organizaciones continentales, especialmente aquellas que tengan que ver con el cono sur. Pero no solo eso, sino que a la menor provocación, Bolsonaro va a cerrar las fronteras, muy seguramente poniendo en riesgo aquel sucio negocio del narcotráfico que patrocinan en las fronteras las Fuerzas Armadas del vecino país por medio del “Cartel de los Soles”.

 


las2orillas

Related posts

Muere el hijo del exvicepresidente Víctor Hugo Cárdenas tras luchar contra el cáncer

admin

Eraldo Correia busca asesoría en FESFUT | Noticias de El Salvador

admin

Diario Extra – Diputados rechazan gravar cooperativas en plan fiscal

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.