Rodexo
Nicaragua países

Encañonan a pareja de ciegos y secuestran a su hijo



Doña Maritza Castellón se desmayó ayer en las afueras de los juzgados de Managua, mientras indagaba el paradero de su hijo secuestrado. HOY/Manuel Esquivel



La no vidente Maritza Castellón vivió la mañana de ayer una verdadera pesadilla. Encapuchados se lanzaron el muro perimetral de su casa y con gritos, empujones y amenazas de muerte se llevaron a su hijo de 17 años, Engel Pérez Castellón.

Eran las 5:00 de la mañana y los gritos de horror de Castellón y su esposo —también no vidente— se oyeron en las casas vecinas del barrio Carlos Marx de Managua, cerca donde habitaba la familia que paramilitares orteguistas quemaron viva el pasado junio.

Castellón lloraba desconsolada ayer en los juzgados adonde llegó tras recibir la información de parte de agentes de la Policía del Distrito VI que su hijo había sido enviado a los juzgados de Managua, lo que resultó ser una mentira cruel contra el matrimonio de no videntes.  La captura ilegal del joven que además es menor de edad, es una de las miles que ha ejecutado el régimen de Daniel Ortega, en los casi seis meses de protesta social.

Encapuchados  y armados

Según Castellón, sus hijos menores le dijeron que los hombres que ayer asaltaron su casa y secuestraron a Engel andaban armados y usaban pasamontañas. Ella y su esposo escucharon la violencia con la que entraron, lanzándose el muro trasero de la vivienda y dando patadas a la puerta. “Me gritaban que si no les abría la puerta la iban abrir a balazos”, contó la madre, quien sufrió un ataque nervioso frente a los juzgados y terminó desmayándose.

En el lugar, la madre fue auxiliada por promotores de derechos humanos del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), que se encontraban en el lugar como parte de un plantón que exigía la liberación de los presos políticos.

La no vidente Maritza Castellón y su esposo llegaron a los juzgados para denunciar la detención de su hijo de 17 años, a quien encapuchados sacaron con violencia de su casa. HOY/Manuel Esquivel
La no vidente Maritza Castellón y su esposo llegaron a los juzgados para denunciar la detención de su hijo de 17 años, a quien encapuchados sacaron con violencia de su casa. HOY/Manuel Esquivel

Comienza peregrinación

Estando en el lugar, los padres quisieron confirmar con las autoridades de los juzgados si era cierta la versión de los oficiales de distrito de que el joven fue enviado a ese sitio, pese a que técnicamente era imposible por tener pocas horas de detención. Al recibir la negativa, la familia se dirigió a buscar al adolescente a las celdas de la Dirección de Auxilio Judicial, conocidas como el Chipote, donde suelen llevar a los que protestan contra el régimen de Ortega, pero no hubo respuesta tampoco.

También se dirigieron al Distrito VI de Policía, donde les confirmaron que ahí lo tenían y que fueran a preguntar a los juzgados por las razones de su detención porque se hizo efectiva por orden judicial emitida por el Juzgado Noveno Distrito Penal de Audiencia de Managua.

Ilegalidad total

Vilma Núñez, del Cenidh, dio acompañamiento a la afectada y reiteró la ilegalidad con que se está realizando las detenciones a manifestantes azul y blanco. Castellón admitió que dos de sus hijos apoyaban las manifestaciones contra el Gobierno y que más de una vez asistieron a marchas, pero que recientemente dejaron de hacerlo debido a la persecución que el Gobierno desató contra los opositores.

Además, la mujer explicó que ella había conversado con los muchachos y les había pedido que dejaran de asistir, porque ellos tenían el problema de la visión y los necesitaban en casa. “Como yo les dije que para mí y su papá sería difícil andar buscándolos si algo les pasaba, lo mejor era que dejaran de ir y ellos estaban cumpliendo. Entonces no entendemos esto”, dijo la madre.

 

“Claro que es lamentable, se trata de una persona, un matrimonio con discapacidad. Creo que ahí hay que revisar como fue la actuación policial, creo que la Policía está rebasada”. David López, Asociación Nicaragüense de Ciegos.

“Escuchaba gritos y ofensas”

Maritza Castellón dice que antes de la llegada de los encapuchados que se llevaron a su hijo ayer en la mañana, ya los habían asediado en días pasados.  Ella dice que el responsable de todo esto es el del Consejo del Poder Ciudadano, o CPC como también conocen a los “orejas” del orteguismo en los barrios, quien ya había fichado a su hijo por ser parte de los autoconvocados que asistía a marchas contra el Gobierno.

“Ya nos habían asediado, me habían marcado la casa”, dijo la mujer en llantos. Contó que a las cinco de la mañana llegaron varios encapuchados a su casa, gritaban, pero como ella por su discapacidad tardó en abrir y además estaba asustada pues no entendía lo que pasaba, los hombres que nunca se identificaron como policías, se lanzaron el muro.
Relató que ya en casa, los invasores armados le gritaron que si se resistía, botarían la casa a punta de balas y patadas. Dijo que sintió que le pusieron un arma en el pecho.

Ofensas y burlas

Doña Maritza dijo que ella les pidió que mostraran alguna orden para ese allanamiento y además les decía que violaban sus derechos como una mujer con deficiencia. “Yo les argumenté que ellos estaban violando las convenciones internacionales y mis derechos como persona con discapacidad y ellos me dijeron; al diablo con esos derechos”, aseguró. Relató que a su hijo Engel lo agarraron y a ella la empujaron. “Me dijeron; podés ir a buscarlo al Distrito Seis, lo que me hizo entender que eran policías”, dijo la madre.

“Somos ciegos, no tenemos recursos. Hemos dicho que no podemos ir de un lado a otro, que lo suelten por favor”, decía la madre.  Se conoció que al muchacho lo acusan del robo de un celular, pero nadie confirmó la información.

“Lamentable acción policial”

‘Lamentable acción policial’

El abogado David López dirige la Organización de Ciegos de Nicaragua Marisela Toledo, donde Maritza Castellón labora en los asuntos de género.  A Castellón, López la considera una muy buena colaboradora y lamentó lo que le ocurrió ayer con su hijo. “Es una cuestión complicada y claro que lo lamentamos”, dijo el activista, quien mencionó que la llamarían para acompañarla en lo que necesitara. López fue muy cauteloso al condenar el abuso de las autoridades en el caso de su colega y su hijo. Incluso dudaba si debía criticar la acción de los policías dado que el matrimonio es un par de no videntes, que él conoce muy bien. “Tenemos que informarnos bien para ver si ahí hubo un exceso, claro que está mal que siendo ella y su esposo un par de personas con discapacidad se haya actuado de esa manera. Nosotros vamos a pedir saber qué pasó”, dijo el representante de la organización. “Policía rebasada” Aseguró que el cree que la Policía esta “rebasada”. “Pues es que hay mucho que se esta haciendo en la situación en que vivimos que hay que averiguar primero bien las cosas para tener un mejor criterio”, dijo López. Algo que el activista no pudo negar es que la Policía, deja mucho que desear en cuanto a cumplir con su manual de procedimiento. “Claro, claro, hablamos de una persona con discapacidad, debió haber un mejor comportamiento, una mejor acción, pero es eso lo que vamos a revisar como organización”, dijo.

 

 



confidencial

Related posts

Amazon lanza un sistema inteligente para comprar productos diarios con solo pulsar un botón

admin

Llevarían a C.R. a arbitraje por no seguir con refinería china

admin

Kim y Moon dan inicio a la cumbre intercoreana con un histórico apretón de manos

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.