Rodexo
Guatemala países

Asesinato de preso político en Venezuela




Más noticias que te pueden interesar







El concejal opositor del Municipio de Libertador, Caracas, Venezuela, Fernando Albán Salazar, quien fue detenido el pasado viernes acusado de participar en el supuesto atentado contra el dictador venezolano, Nicolás Maduro, abanderado del Socialismo del Siglo XXI, perpetrado el 4 de agosto de 2018, a través de la explosión de dos drones, mientras Maduro pronunciaba un discurso ante militares y burócratas, murió violentamente al caer desde el décimo piso del penal (Sebin) donde estaba recluido.

Maduro, quien ha denunciado innumerables conspiraciones para asesinarlo, sin que ninguna se haya confirmado o verificado, ha calificado el supuesto atentado de los drones como un “magnicidio en grado de frustración” y ha responsabilizado como autor intelectual al diputado opositor, Julio Borges, fundador del partido político Primero Justicia, quien, actualmente, se encuentra exiliado en Colombia.

El lunes pasado, el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, condenó la muerte en prisión del concejal Albán Salazar, a través de su cuenta de Twitter, en los términos siguientes: “Condenamos la muerte de Fernando Albán, responsabilidad directa de un régimen torturador y homicida. Esta dictadura criminal debe irse ya de Venezuela”.

Por su parte, el fiscal general de Venezuela, Tarek William Saab, en la televisión gubernamental VTV, expresó que Albán Salazar “solicitó ir al baño y estando allí se lanzó al vacío desde un piso diez”, atribuyendo el deceso del opositor a un suicidio.

El partido político Primero Justicia, al cual pertenecía el concejal fallecido, denunció que la muerte de Albán Salazar se trató de un “asesinato” y responsabilizó, mediante un comunicado, a “Maduro y a su régimen torturador”.

Según la ONG Foro Penal, el régimen totalitario de Maduro, miembro de la denominada Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), a la cual también pertenecen Antigua y Barbuda, Bolivia, Cuba, Dominica, Nicaragua, San Vicente y Granadinas, mantiene encerrados, por lo menos, 236 presos políticos.

Por su parte, el presidenciable más votado (46 por ciento de los votos) en las elecciones celebradas en Brasil, Jair Bolsonaro, expresó: “La gente buena de Brasil quiere alejarse del socialismo, y no quiere vivir en un régimen como el que hay en Venezuela” y que “los brasileños quieren una economía liberal y defender los valores familiares. No queremos ser mañana lo que hoy es Venezuela”, que contrasta con las excelentes relaciones con el régimen de Maduro, que tuvieron los gobiernos socialistas brasileños de Lula Da Silva (actualmente en prisión) y Dilma Rousseff (quien no fue electa senadora), señalados de escandalosos actos de corrupción. Bolsonaro deberá enfrentar en una segunda vuelta electoral al presidenciable de Lula Da Silva, Fernando Haddad (29 por ciento de los votos).

Lo cierto es que el régimen de Maduro no tiene ninguna credibilidad debido a los múltiples crímenes y abusos que ha cometido contra su propio pueblo; y, por ende, tampoco se le reconoce el beneficio de la duda. Es una dictadura tal cual y se sostiene a base de mera represión y opresión. Lo lógico, entonces, es que la muerte violenta del concejal Albán Salazar se agregue a la larga lista de torturas y asesinatos imputables al sátrapa Maduro y a sus esbirros, por los que, tarde o temprano, serán juzgados.





























elperiodico

Related posts

Gobierno sin temor por nota roja asignada por ticos

admin

16 errores en las películas de Harry Potter que muy pocos notaron

admin

Los primeros gritos del Diez

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.