Rodexo
países Spain

Uber y Cabify, saturadas en Madrid en su ‘jornada gratis’ | Madrid


Pedir un Uber o Cabify en Madrid está resultando una odisea en la “jornada gratis” que comenzó a las diez de la mañana con el objetivo de protestar contra el real decreto ley que publicará este viernes el Gobierno, que cederá competencias estatales de concesiones de licencias de vehículos de alquiler con conductor (VTC)a las autonomías.




Sin conductores disponibles, a mediodía.

Los usuarios de ambas aplicaciones de transporte urbano se están encontrando con mensajes que les informan de que no hay vehículos disponibles o que la espera será prolongada. El colapso es tal que es virtualmente imposible conseguir un vehículo de Uber o Cabify en el centro sin que las aplicaciones devuelvan mensajes en los que piden paciencia o volver a intentarlo más tarde.

“Estamos desbordados. El seguimiento por parte de los ciudadanos está siendo inmenso”, dice Eduardo Martín, presidente de la asociación mayoritaria de licencias de vehículos con conductor, Unauto VTC.

La tensión con los taxistas, que han criticado la medida como ilegal, está marcado la jornada. Unauto VTC ha denunciado el ataque a un vehículo de Uber en el distrito de Villaverde durante la madrugada. En los grupos de WhatsApp de los conductores de VTC circulaban imágenes del supuesto ataque al vehículo, con los asientos manchados de aceite de motor. Para evitar daños, algunas empresas propietarias de las flotas de VTC han limitado el número de vehículos que circulan hasta el mínimo acordado con Uber y Cabify, según informa el jefe de flota de una compañía a este periódico.

“Me han tirado un gapo en la ventanilla, pero por lo demás no he visto mayores incidentes”, dice Pedro, otro conductor de Uber que se refiere a la tensión usual en las calles de Madrid entre taxistas y conductores de VTC. Pedro no quiere dar su apellido por cuestiones de seguridad.

Las demoras han causado la frustración de usuarios habituales y otros que han descargado las aplicaciones atraídos por la oferta. Carmen García, dependienta de una pastelería en Avenida de América, dice que se llevó un chasco cuando vio que no había Uber disponibles poco después del mediodía: “iba a aprovechar que hoy es gratis pero me rendí y acabé tomando el metro para ir al trabajo, como a diario”.

Según José Alberto, un conductor de Uber, muchos han aceptado con resignación los retrasos. “Ya sabes que la gente no rechista cuando algo es gratis”, dice este conductor que resalta que hoy está haciendo trayectos muy largos. Uber ofrece servicios gratuitos dentro de la M-50, sin límite de trayectos. Por su parte Cabify oferta un viaje gratis con un importe máximo de 30 euros. La promoción de ambas concluirá a las diez de la noche.

Un taxista madrileño, Sergio Vega, tacha de puro marketing la oferta de Uber y Cabify. “No están cumpliendo con la promesa. Algunos compañeros están recogiendo a pasajeros descontentos que dicen que no es oro todo lo que reluce”, dice Vega, que dirige la filial en Madrid de la asociación Elite Taxi.

La extraordinaria iniciativa de ofrecer viajes con un descuento de 30 euros (en el caso de Cabify) o gratis (en el caso de Uber) ha sido presentada por el sector VTC como una medida de presión contra el Real Decreto Ley de este viernes que prevén resulte prejudicial para sus intereses. Según fuentes conocedoras de las negociaciones dirigidas por el Ministerio de Fomento, el borrador de la norma permite a las comunidades autónomas y Ayuntamientos establecer límites a la concesión y funcionamiento de las VTC.

Legalidad cuestionada

La legalidad de la iniciativa ha sido cuestionada por el Ayuntamiento de Madrid y por algunas asociaciones de taxistas. El Ayuntamiento ha consultado a la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia (CNMC) sobre si el acuerdo pudiera incurrir en competencia desleal. La cuestión es compleja. La Ley de Defensa de la Competencia limita los pactos entre empresas, pero permite promociones temporales. Fuentes de la CNMC informan de que el caso será estudiado. Si se incoa un expediente el proceso podría demorar hasta 18 meses.

La delegada madrileña de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, ha explicado que la intención del Consistorio es saber si esta medida implica “una ruptura del mercado”. “Creemos que la prestación gratuita del servicio no se ajusta a la competencia”, ha señalado. “Lo que queremos dejar claro es que la competencia entre un servicio muy regulado y otro que no, afecta a la supervivencia y a la competencia” del sector del taxi, ha agregado.

Preguntada sobre si el Ayuntamiento también pidió información a la CNMV cuando los taxis hicieron una acción similar, Sabanés ha diferenciado y ha rechazado que se puedan comparar: “Los taxis, pidiendo los permisos oportunos, hicieron una manifestación y una acción reivindicativa”. La denuncia ante la CNMV se formalizó este martes. En teoría las respuestas deben ser inmediatas, pero por ahora no hay respuesta, ha explicado Sabanés, que ha recordado que hace tiempo preguntaron sobre una oferta de servicio al aeropuerto y nunca les contestaron. “El taxi es un servicio que ordena y regula el Ayuntamiento y de cómo funcione o no, tenemos responsabilidad”, ha dicho Sabanés.



epimg

Related posts

Seguro para empleadas domésticas costará la mitad

admin

De desplazada por la violencia a empresaria textil

admin

Un homenaje a Guy Hamilton abre el séptimo Atlàntida Film Fest en Bellver » Cultura » Noticias » Ultima Hora Mallorca

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.