Rodexo
Chile países

La ultra derecha se expande en Europa, y al parecer Suecia es su próximo territorio a conquistar



El Reino de Suecia (no Suiza, ojo) es un pas del norte de Europa, localizado en la regin conocida como Escandinavia. Vecino de Finlandia y Noruega, Suecia es un pas miembro de la Unin Europea desde 1994. Qu ms sabemos de este (fro) territorio?

Que es altamente industrializado, tiene un producto interno bruto (PIB) de aproximadamente $521 mil millones de dlares, lo cual es un poco superior al PIB chileno, de $451 mil millones de dlares. Y, si seguimos con las comparaciones, solo cuenta con unos 10 millones de habitantes, frente a los casi 18 millones de chilenos. Esto significa que, en Suecia, el PIB por persona, es decir la cantidad de recursos econmicos disponibles para seguridad social, cuidado mdico y educacin, es aproximadamente el doble de lo que es en Chile.

Suecia es una monarqua constitucional parlamentaria, similar a Espaa y el Reino Unido, es decir, hay un monarca como jefe de estado —en este caso Carlos XVI Gustavo- y un primer ministro elegido desde el parlamento como jefe de gobierno. Las elecciones generales celebradas cada cuatro aos determinan la composicin del parlamento sueco, conocido como el Riksdag, el cual tiene un total de 349 miembros.

Sin embargo y a pesar de sus elevados y positivos indicadores econmicos, las elecciones generales celebradas en Suecia el pasado 9 de septiembre, demuestran que ningn pas est exento de la ola antinmigracin que ha arropado a Europa. Y por qu hoy en El Definido decidimos hablar de esto? Lee a continuacin y sabrs qu se teje en la poltica de esos helados parajes del norte del mundo.

Un pas excepcional?

Durante la ltima dcada, con la creciente crisis de la migracin a travs de Turqua y el Mediterrneo, Suecia haba asumido una postura de acogida frente a los inmigrantes en busca seguridad y oportunidades en Europa. Pues es normal que uno de los pases ms ricos y educados del continente, que tambin tiene una baja densidad de poblacin, acogiera a una buena cantidad de los ms necesitados que tocaban sus puertas. De hecho, proporcionalmente, Suecia es el pas que ms inmigrantes por habitante ha recibido en toda la Unin Europea. Tan slo en el ao 2015, Suecia recibi 163.000 inmigrantes como refugiados.

Sin embargo, al igual que en Francia, Alemania, Inglaterra, los Pases Bajos, Hungra y otros pases de la Unin Europea, es evidente que en Suecia la acogida indefinida de inmigrantes tiene opositores sociales y polticos. Durante varios aos, analistas dentro y fuera de Suecia, escribieron con orgullo sobre cmo la excepcionalidad sueca haba permitido implementar una generosa poltica de acogida sin alterar el orden poltico nacional. Lamentablemente, las recientes elecciones generales, demuestran que, an en un pas tan desarrollado, la generosidad de los ciudadanos no es infinita.

Cmo se distribuyen las fuerzas ahora?

El 9 de septiembre, las elecciones generales celebradas en Suecia representaron un fuerte golpe para los dos partidos principales, que han gobernado el pas en dcadas recientes. El Partido Socialdemcrata Sueco, actualmente en el poder, redujo su representacin en el Riksdag de 133 diputados a tan solo 100. Por otra parte, el Partido Moderado, principal agrupacin de la centro-derecha y actualmente en la oposicin, pas de tener 84 diputados a tan solo 70. Este debilitamiento de los principales partidos en Suecia dificulta la creacin del prximo gobierno, ya que se necesitar una coalicin de varios partidos para obtener una fuerza significativa en el Riksdag.

En cambio, los grandes ganadores de las elecciones, fueron los partidos minoritarios, en particular el controversial partido de los Demcratas de Suecia. Fundado en 1988, los Demcratas de Suecia ha sido tradicionalmente un partido de extrema derecha que no tuvo ninguna representacin en el Riksdag hasta el 2010. Para sorpresa de muchos, las posturas de los Demcratas de Suecia al igual que el carisma de sus dirigentes, han logrado atraer a muchos votantes suecos. Es as como se convirtieron en el tercer partido ms votado en las elecciones del 9 de septiembre, logrando asegurar puestos para 62 diputados en el Riksdag.

Con su retrica nacionalista, sus posturas anti-migracin y sus propuestas en contra de la Unin Europea, los Demcratas de Suecia han sido tradicionalmente una minora y una anomala de la poltica nacional. Por ende, todos los partidos tradicionales y los principales lderes polticos, los haban marginado en los debates polticos de los ltimos aos. Ms aun, ante el auge de partidos similares a este en varios pases de la Unin Europea, las dos grandes coaliciones polticas en Suecia prometieron durante la campaa electoral del pasado ao, que bajo ninguna circunstancia haran alianza con el partido de extrema derecha para formar un futuro gobierno.

Aliarse o no aliarse?

Durante las semanas que han transcurrido desde las elecciones del 9 de septiembre, Suecia ha permanecido en un estado de incertidumbre ante las dificultades que los dos principales partidos polticos del pas estn teniendo para formar un nuevo gobierno.

Por un lado, la coalicin oficialista de centro-izquierda (una suerte de Nueva Mayora sueca), que est conformada por Partido Socialdemcrata Sueco, el Partido Verde y el Partido de Izquierda, apenas suma 144 diputados, sobre un total de 349 en el Riksdag. Simultneamente, la Alianza de centro-derecha (similar a Chile Vamos), compuesta por el Partido Moderado, el Partido de Centro, el Partido Demcrata Cristiano y el Partido Liberal, tan solo cuenta con 143 diputados en el Riksdag.

Esta situacin, ha llevado a ambos lados a reconsiderar su promesa electoral de no crear alianza con los Demcratas de Suecia. De hecho, si cualquiera de los dos bloques decide hacer una alianza con ellos, automticamente accederan a una mayora capaz de gobernar, pero tal decisin tendra fuertes repercusiones polticas con respecto a las bases que votaron bajo la promesa de no aliarse a la extrema derecha.

Por el momento, la poltica en Suecia se mantiene a la expectativa de las negociaciones para la formacin de un nuevo gobierno. Los partidos tradicionales estn explorando todas las alternativas posibles antes de ceder a una alianza con los Demcratas de Suecia, pero queda claro que las restrictivas polticas migratorias y sociales propuestas por este partido de ultra-derecha, han cautivado la atencin de gran parte de la ciudadana.

Si los partidos tradicionales estn decididos a no incorporar a los Demcratas de Suecia en el prximo, la nica alternativa posible parece ser un gobierno similar a la gran coalicin que actualmente gobierna en Alemania. Este modelo se adopt ante una similar derrota de los partidos tradicionales, y consiste en una gran coalicin de centro en la cual los partidos de derecha y de izquierda se unen para poder gobernar sin los extremos.

Sin embargo, crear una gran fuerza poltica de centro con el fin nico de gobernar, excluyendo a los partidos de extremos, conlleva el riesgo de que nada cambie en la toma de decisiones y que los grupos de extremos sigan creciendo hasta el punto de que estos puedan gobernar solos.

Prximos Pasos

La nueva sesin del Riksdag comenz hoy y el primer ministro Stefan Lofven, de la coalicin de centro-izquierda y quien gobern Suecia desde el 2014, ya fue destituido mediante una mocin de censura. Como obtener una mayora parece imposible dadas las circunstancias del momento, el prximo gobierno deber obtener el apoyo tcito de partidos fuera de su coalicin mediante una abstencin durante la votacin. Ninguna de las dos coaliciones tiene los 175 diputados necesarios para asegurar una mayora, por ende solo con la abstencin de algunos partidos podr cualquiera de los candidatos a primer ministro ser confirmado.

Con la destitucin de Stefan Lofven, podra ser que la Alianza de centro-derecha est dispuesta a favorecer con su abstencin a un candidato ms moderado de la coalicin de centro-izquierda. Por el contrario, si Ulf Kristersson, lder de la Alianza de centro-derecha, desea gobernar, tendr que hacerlo con la ayuda de los 62 diputados del partido Demcratas de Suecia. Como ya anunci Jimmie kesson, lder de los Demcratas de Suecia, si Ulf Kristersson quiere ser primer ministro, solo puede serlo con mi ayuda.

En ltimas, la constitucin de Suecia solo permite cuatro intentos de votacin para conformar un nuevo gobierno antes de que se tengan que convocar nuevas elecciones generales.

Crees que la Alianza de centro-derecha o la coalicin de centro-izquierda deberan olvidar su promesa y gobernar junto a los Demcratas de Suecia?


eldefinido

Related posts

Ocho mil niñas entre 10 y 14 años quedan embarazadas en Venezuela

admin

PF detiene a Gerardo Ortiz en Aeropuerto de Guadalajara

admin

Chavito de 50 años se dice listo para celebrar “a la juventud” con los Pixies en el Zócalo

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.