Rodexo
Colombia países

Las razones detrás de los ataques a la Continental Gold en Antioquia – Empresas – Economía



Los dos ataques en menos de 15 días contra trabajadores de la Continental Gold en Antioquia, que han dejado cuatro muertos, evidenciaron la guerra que le han declarado a la minera canadiense el ‘clan del Golfo’ y las disidencias de las Farc, porque su expansión en la zona pondría en evidencia sus actividades ilícitas, como el tráfico de coca y de oro ilegal.

El hecho tocó fondo tras el sangriento ataque del jueves, ocurrido en la vereda Ochalí, de Yarumal, Antioquia, en el que fueron asesinados los geólogos Henry Martínez, de 24 años; Camilo Tirado, de 32 años, y Laura Alejandra Flórez, de 28 años, quienes hacían parte de un grupo de 11 funcionarios de la compañía minera que hacían estudios de terrenos para futuras exploraciones de oro.

Al campamento de los funcionarios, tenían a su alrededor un cordón de seguridad del Ejército, llegó en la madrugada un grupo armado que se identificó como una disidencia del frente 36 de las Farc y del Eln, e hizo arrodillar a los tres jóvenes profesionales y les dijeron, según la versión de los sobrevivientes, que les iban a hacer un ‘consejo de guerra’ porque no habían atendido las advertencias de no visitar la zona.

Uno de los bandidos armó su fusil y al hacerlo uno de los miembros de la comitiva se le fue encima, lo que desencadenó la balacera. La niña geóloga salió corriendo y fue fusilada por detrás

“Uno de los bandidos armó su fusil y al hacerlo uno de los miembros de la comitiva se le fue encima, lo que desencadenó la balacera. La niña geóloga salió corriendo y fue fusilada por detrás”, explicó el gobernador de Antioquia, Luis Pérez.

Ya la situación era crítica luego del atentado del 5 de septiembre en Buriticá, cuando los ingenieros Óscar Alarcón y Jorge Tarra fueron atacados a tiros a las afueras del municipio. Alarcón murió, mientras que Tarra resultó herido. Por el hecho, las autoridades capturaron el pasado 17 de septiembre a cuatro personas del ‘clan del Golfo’, señaladas de participar en el hecho y en extorsiones en este municipio.

Un experto en el tema minero en Antioquia, que pidió reserva de identidad, le explicó a EL TIEMPO que el ataque a la Continental muestra que tanto el ‘clan del Golfo’, en la zona de Buriticá, como las disidencias de las Farc, están reaccionando al perder el control territorial que ejercen.

Oposición y amenazas

Les estorba la institucionalidad y las empresas hacen parte de la institucionalidad”, señala la fuente al explicar que dicha reacción obedece no solo a la llegada de la Fuerza Pública, sino de obras viales y desarrollo, que con el avance de los proyectos, ponen en evidencia los agentes ilegales.

Una de las teorías que manejan los que conocen las operaciones que desarrolla la minera en Yarumal y en otros municipios, es que la zona no solo es un corredor estratégico para el narcotráfico, sino para evacuar la producción ilegal de oro, ya que desde que se extremaron los controles a las exportaciones, dejó de camuflarse en la producción del país.

Usted puede sacar de manera muy fácil un lingote de oro, que vale 150 millones de pesos y mueve mucho más fácil mucho dinero y lo pueden estar haciendo por las mismas rutas del narcotráfico o por otras vías. La explotación ilícita ha aumentado y eso se ve”, explicó la fuente.

Jaime Arteaga, líder del Plan Buriticá, coincide en que los actores armados ilegales no quieren presencia de la institucionalidad en Yarumal. “Esa zona tiene alta presencia de cultivos ilícitos, a los actores armados no les conviene que entre una compañía que trae al Estado porque son mayores las dificultades para hacer sus negocios”, expresó.

Esta situación ha generado amenazas a la compañía para que no incursione en la zona, donde tiene títulos mineros. El padre de la geóloga Flórez denunció en W Radio que la joven temía por su vida. “Todos los días ella me escribía: papá, esto está muy caliente”, dijo Jairo Flórez.

El gobernador Pérez le pidió a Continental “que tiene que ser más diligente en estos temas, porque si las familias de los fallecidos manifestaron que sí tenían amenazas, es muy triste que no se las hayan comunicado, ni la empresa ni ellos mismos, a las autoridades”.

Sin embargo, EL TIEMPO conoció que la compañía no habría recibido amenazas en Yarumal, pues desde que llegaron a la zona el 11 de septiembre se inició un trabajo de socialización con el alcalde, la junta de acción comunal, la comunidad del corregimiento Ochalí y hasta el párroco.

En donde sí habían recibido amenazas fue hace tres meses en una campaña de prospección en Toledo y en San Andrés de Cuerquia, municipios bastante distantes de Yarumal, en los que sus trabajadores fueron abordados por personas que les dijeron que se tenían que ir y de inmediato el equipo fue retirado. Lo mismo ocurrió en el municipio de Briceño.

Este sábado el presidente Iván Duque, desde Nueva York, dio órdenes para der con el paradero de alias Cabuyo, sindicado del asesinato de los tres geólogos.

Posible unión entre disidencias y ‘clan del Golfo’

Fuentes militares señalan que una de las hipótesis es que hombres del ‘clan del Golfo’ y las disidencias de las Farc, al mando de ‘Cabuyo’, se unieron para mantener el control de la minería ilegal y el narcotráfico en el corredor del bajo Cauca antioqueño, que comprende seis municipios. Esa unión se habría consolidado para enfrentar a los ‘Caparrapos’, antiguos aliados del ‘Clan’, que entraron en desobediencia hace unos ocho meses, al mando de ‘Caín’, quien se fue apoderando de cargamentos de cocaína y zonas de explotación minera.

‘Extorsión en Antioquia ha aumentado’

La situación no es menos preocupante para mineros más pequeños en Antioquia. Rubén Darío Gómez, presidente de la Confederación Nacional de Mineros (Conalminercol), explicó que son los pequeños y medianos mineros los que más están en riesgo.

Las extorsiones se han incrementado últimamente en las zonas mineras del departamento como Norte, Nordeste, Bajo Cauca, Occidente y Suroeste. Es el medio más utilizado por los grupos armados ilegales emergentes para financiar sus actividades. Por ejemplo, en Segovia y Remedios han surgido tres o cuatro y no solo han extorsionado, sino también asesinado a mineros, comerciantes y agricultores”, expresó.

Contó que el interés de los grupos criminales por la minería no es algo nuevo, pero que toma relevancia cuando una de las grandes empresas sufre un ataque. Para el pequeño y mediano minero, aseguró, ese es el pan de cada día.

En la contabilidad de cualquier minero ya está incluida la extorsión. Eso siempre ha estado y el Gobierno nunca ha hecho nada

“En la contabilidad de cualquier minero ya está incluida la extorsión. Eso siempre ha estado y el Gobierno nunca ha hecho nada”, dijo, y añadió que en el caso de Buriticá la cuota es el 10 por ciento de lo producido. En otras zonas, como Segovia y Remedios, hay una cuota fija en dinero que “dependiendo de la zona y los equipos que tengan, puede ser entre 1 y 5 millones al mes”.

Incluso, hay extorsión para permitir el uso de maquinaria amarilla en zonas mineras donde no hay presencia de la autoridad. En caso de no pagar (entre 3 y 5 millones), destruyen dicha maquinaria.

Un líder del norte de Antioquia, que pidió guardar su identidad, dijo que los ataques a mineros artesanales, así como a grandes empresas están enmarcadas en las acciones de los grupos criminales para encontrar rentas en las actividades legales, con lo cual los afectados no solo son los mineros y las empresas, sino también los ganaderos, agricultores, comerciantes y transportadores, a lo que se suman las acciones por el dominio total del territorio.

ÓMAR AHUMADA, ALEJANDRO MERCADO PÉREZ Y HEIDI TAMAYO ORTIZ
EL TIEMPO



eltiempo

Related posts

Avión de British Airways impactó contra un dron

admin

¿Qué hacemos con los asesinos de la nena de Rivera?

admin

Judicatura expulsa a abogada que cobró $100 millones con un título falso

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.