Rodexo
Argentina países

Debate del presupuesto en Diputados: Dujovne rechazó reestructuración de deuda y dolarización de la economía


El ministro de Hacienda participó de la primera jornada de discusión del proyecto de Ley de Leyes en la Cámara baja. Negó una vuelta a la convertibilidad y aseguró que los resultados de las negociaciones con el FMI se conocerán “antes de la aprobación del Presupuesto”. Fuertes críticas de la oposición al proyecto.

En una jornada que comenzó con cruces por su demora, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, defendió el Presupuesto 2019 en el primer día de debate en comisión en donde aseguró que los resultados de las negociaciones con FMI se conocerán “antes de la aprobación del Presupuesto” y que no está prevista una dolarización de la economía, ni una reestructuración de la deuda. Duros cuestionamientos de la oposición al proyecto.

“No puedo adelantar el resultado de la negociación con el FMI”, señaló y aclaró: “lo que puedo decir es que la estoy efectuando en pleno uso de mis facultades”. Lo hizo ante las preguntas de los diputados Diego Bossio (Bloque Justicialista) y Axel Kicillof (FpV -PJ) quienes además consultaron sobre cuál es el monto que se está negociando.

En otro tramo Dujovne rechazó que el Gobierno planifique volver a un régimen de convertibilidad. “Argentina no está negociando nada con el Tesoro de EEUU”, precisó y avisó: “Para que la gente se quede tranquila no hay ningún cambio en el esquema monetario hacia adelante”.

“En relación a los comentarios del Tesoro de EEUU, Argentina no está embarcada en ninguna negociación de ningún esquema monetario de las características que se mencionan. Son comentaros particulares del Tesoro de Estados Unidos”, sostuvo el funcionario al exponer ante la comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados.

Además agregó que planean “hacerle algunas modificaciones al esquema de metas de inflación inicial que se había iniciado en su momento, pero quiero transmitirle a los argentinos que no hay ningún cambio en el esquema monetario que va a plantear el Gobierno hacia adelante, más allá de los detalles técnicos específicos que se plasmen en el acuerdo que daremos a conocer”.

Antes de la llegada del ministro hubo un fuerte cruce entre oficialismo y oposición por la demora del funcionario. En su lugar, había comenzado a hablar el subsecretario de Coordinación de Políticas Macroeconómicas, Federico Filippini.

“Nos estamos sintiendo muy incómodos”, lanzó la jefa del bloque del Frente Renovador, Graciela Camaño, ante la ausencia de Dujovne. “Quiero recordar al oficialismo que esto no es un trámite y mucho menos cuando sabemos de qué trata este presupuesto. Necesitamos que nos vengan a dar explicaciones”, reforzó, visiblemente ofuscada.

Por su parte, Diego Bossio del Bloque Justicialista coincidió: “Lo que estamos discutiendo no es un tema menor para la Argentina. Fuimos convocados a escuchar a la mayor autoridad económica, a quien redactó este presupuesto y a quien está negociando con el FMI”. “No tenemos nada en contra de quienes vinieron a hablar”, aclaró Bossio y lanzó con ironía “ya me quedan dudas de cuánta importancia le da el ministro al presupuesto”.

Para calmar un poco las aguas, Mario Negri, jefe del interbloque Cambiemos, aclaró que para el oficialismo “el presupuesto es importante”. “El ministro está llegando, pero declarar casi una intifada porque empezaron a hablar los secretarios, me parece que no da”, reclamó.

Para ese entonces el jefe de la comisión el diputado de Cambiamos Luciano Laspina declaró un cuarto intermedio que duró apenas unos minutos porque el ministro de Hacienda ya había llegado al recinto a las 15.15, para responder las preguntas.

“Este presupuesto no está resolviendo muchos de los problemas que tenemos sobre la mesa. No resuelve la situación de las pymes, ni la situación del crecimiento. Lo que sí garantiza es el pago de la deuda, de eso sí estamos convencidos”, le lanzó Bossio, quien solicitó saber a cuánto van a estar las tarifas en el período 2019.

Además, cuestionó la polémica reforma sobre el artículo 65 de la ley de Administración Financiera, a lo que el titular de la cartera económica respondió que es una ley que data de 1992, “cuando la deuda estaba en poder de bancos y no en poder del mercado”. “Eso hoy no nos permite hacer operaciones en condiciones de mercado. Hay que modernizar esa ley. Argentina no plantea ningún megacanje ni ninguna reestructuración de la deuda, pero uno no puede venir al Congreso para cada operación menor que a veces es semanal”, sostuvo Dujovne para justificar el porqué de la inclusión de esa cláusula en la Ley de Leyes. Más tarde ante nuevas críticas, diría que la decisión final sobre este artículo estaba en manos del Congreso.

Bossio también le preguntó sobre el uso que el Gobierno nacional le dará Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de ANSeS. Dujovne aclaró que en el Presupuesto 2019 no se plantea “otra cosa que cumplir con la ley” de reparación histórica, y que tiene que ver con que el FGS pueda destinarse para lo cual “ha sido creado” en diciembre del 2008.

Más tarde, fue el turno de la diputada Graciela Camaño. “No estamos conformes con este presupuesto. Tenemos múltiples críticas para hacer. Parece que cuando Cambiemos habla de un presupuesto de equilibrio, habría que cambiarle las pesas, porque éste está desequilibrado”, expresó.

Tras cuestionar, el artículo 12 en el que se condiciona el envío de partidas presupuestarias a las universidades nacionales a cambio de información, la jefa del Bloque del Frente Renovador insistió con el artículo que busca modificar la ley de Administración Financiera. “La redacción actual de esa ley es la que esta Cámara decidió darle. Esa modificación pretende dejarlo a merced del funcionario de turno y los mercados”, sostuvo.

También criticó que se planee eliminar el Consejo Directivo de la Unidad de Información Financiera (UIF). “Eso le da más poder a su director y no es que yo tenga nada contra su director actual”, explicó y agregó: “estaría bueno que se fijen qué votamos años atrás, que vean los discursos de Negri y Pinedo, son de su partido, de Cambiemos”.

Por su parte, su compañero de bancada, Marco Lavagna, también cuestionó que la iniciativa presentada por el Gobierno de cara a las cuentas para el 2019 incluya muchas modificaciones a leyes y delegaciones al Poder Ejecutivo “que no son dignas de discutirse en un presupuesto”. “Estamos avanzando en cuestiones de índole institucional que requerirían de una discusión muy profunda. Este no es un presupuesto equilibrado. Vamos a tener un déficit de casi tres puntos, así que me gustaría que empezáramos a hablar con propiedad”, indicó.

Además, criticó con dureza el modelo de endeudamiento que está llevando adelante el Gobierno de Mauricio Macri. “¿Cuál es el objetivo de endeudarse por el doble de la necesidad de financiamiento? Para qué necesitamos esos fondos. No entiendo la sustentabilidad de la deuda de este Gobierno”, dijo.

“¿Qué queremos hacer con todo esto. Sigue siendo una economía muy atada a lo financiero y no sabemos a dónde vamos. Yo entiendo que sus negociaciones (con el FMI) tengan un grado de secreto, pero no podemos no saber a dónde vamos y si nos va a pasar lo mismo que con el presupuesto 2018 que lo votamos un día y a los dos días ya no lo podíamos cumplir”, finalizó.

El diputado del FpV-PJ y exministro de Economía, Axel Kicillof, le pidió al ministro Dujovne que terminen con “la chicana y el cassette del shock y la pesada herencia, porque ya van tres años de gobierno”. “Nada de este presupuesto habla de los problemas reales de los argentinos. Si nosotros no les aprobamos el presupuesto se cae el mundo, si se los votamos llegan los brotes verdes, la luz al final del túnel, el segundo semestre. Todo el mismo verso”, lanzó.

También cuestionó la estimación de un dólar promedio a $40,10 para 2019. “Qué medida van a tomar para que quede fijo en $40. Ustedes gastaron 30 mil millones de dólares de reservas para intentar mantener el dólar y no pudieron. Les salió mal”, expresó, para después agregar: “Cambien la política económica, traigan una respuesta para la inflación, para la recesión”.

“Dicen que de este lío que armaron nos va a salvar el déficit cero. Pero para 2019 no tienen ningún número bueno para mostrarle a los argentinos. Cumplen con el FMI pero no tienen nada bueno para la gente. Traen algo arreglado a libro cerrado. El presupuesto en Salud cae 8 puntos en términos reales, Agua Potable y Alcantarillado 20 puntos en términos reales, mientras los Intereses de la Deuda Externa crecen 50%”, declaró.

En tanto, el legislador del PTS-FIT, Nicolás Del Caño, manifestó que desde el Gobierno se insiste en eufemismos como la “tormenta” o “pasaron cosas” para no “asumir la responsabilidad política del ajuste”.

Además, criticó el “caradurismo de venir al Congreso a decir que en 2019 van a tener un dólar promedio a $40”. “Ya le pifiaron en 2018. Si usted fuera médico debería renunciar por mala praxis. A la inflación le pifiaron por 35 puntos”, indicó.

Del Caño destacó que la iniciativa presentada por el Gobierno “no soluciona los problemas de los que menos tienen”. “Este presupuesto plantea un aumento del 49% del pago de la deuda. Esa es la paritaria de los especuladores, cuando los trabajadores firmaron por el 15%”, concluyó.

El derrotero de la ley de leyes continuará con la visita del ministro del Interior, Rogelio Frigerio, quien la semana próxima se presentará ante la Comisión de Presupuesto. También podrían comparecer otros funcionarios nacionales como la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley. La intención del oficialismo es firmar el dictamen favorable al proyecto el 2 de octubre para someterlo a votación la semana siguiente. Sin embargo, los tiempos dependerán del tira y afloje con los diputados opositores. (Ambito)


misionesonline

Related posts

Varios circuitos no tendrán la representatividad exacta

admin

Nuevamente Eva Longoria fue criticada por su panza en bikini

admin

El panameño Eduardo Guerrero firma con el Maccabi Tel Aviv

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.