Rodexo
países Spain

Sevilla – Standard Lieja (5-1): Alegra de vivir en Sevilla: goleada en su estreno en la Europa League (5-1)


Banega anota de falta el primer gol del Sevilla ante el Standard de Lieja.

Ben Yedder, Banega y Mudo Vzquez brillan en un Sevilla que mejora su versin liguera

Amadou se lesion de gravedad en el codo en la primera mitad

El Standard de Lieja se muestra inoperante ante un rival muy superior en la segunda mitad

La algaraba del gol se apag con la lesin de Amadou a los diez minutos. Acababa de marcar Banega tras un certero lanzamiento de falta cercano al gajo del rea. Alegra de vivir. El Sevilla haba salido decidido, ligero y directo. Pintaba ya a partido romntico, a reencuentro bajo el mosaico, pero la desgracia pidi foco. El mediocentro francocameruns resbal tras intentar recuperar un baln, apoy mal en la cada y se lux el codo. Una nueva lesin en una plantilla que quiere dar la cara en tres competiciones. Zurra al entusiasmo. [Narracin y estadsticas 5-1].

El partido se oscureci y del jbilo inicial slo quedaron pavesas. El Sevilla dio la mano y el Standard le cogi el brazo. Los nervionenses siguen sin jugar compactados. Las lneas lquidas y poco orden en la presin. Aspectos a mejorar para un Machn que poco a poco se acerca al ftbol imaginado. Carcela y Djenepo se adentraban en la espesura blanca con ms nervio que precisin. Ni Roque Mesa, que entr por la lesin de su compaero, ni Banega, lograban taponar la herida. Slo Carrio demostraba estar en el partido, certero y rpido al corte.

En el 39, cuando el equipo belga ms empujaba, el Sevilla cedi un crner. La zaga defendi con blandura el envo. El central Luyindama toc de tacn, con pericia y picarda, y el baln lleg a Djenepo en el rea pequea, que bati con comodidad a Vaclik. El gol son como una alarma a las siete de la maana en la mesita de noche del Sevilla. Con dignidad, sin remolonear, sin pedir un ratito ms, el equipo salt de la cama.

En el minuto 41 Vzquez agarr un baln en la esquina del rea y dibuj un zurdazo a tablero. Del palo a la red. Inalcanzable para Ochoa. El Mudo es tan bueno que a veces parece un extrao para la pelota. Tiene un genio transparente. Ese caminar erguido, como de haberse tragado un estoque, su trote desapasionado. Como ese amigo silencioso que slo habla cuando cree que est en posesin de la verdad y no dialoga, sino que sentencia. Suyo fue el gol. Suyo fue el partido. Si Vzquez est, el ftbol duele menos. Ibuprofeno tctico.

Un segundo tiempo para disfrutar

Tras el descanso el Sevilla sali motivado y sin presin. Con ganas de gustar. Sin trabalenguas en ataque. Con inmediatez y constancia. Apenas tres minutos tard Ben Yedder en reivindicarse. El francotunecino, hoy titular, mand a la red un centro raso de Arana desde su carril. Tras el 3-1, ya sin ms demora, trajeron el confeti y el pastel. Abrieron la puerta a la fiesta. El partido era una palmada amable, y merecida, en la espalda de Machn, tras un inicio titubeante.

Michel Preudhomme removi el banquillo para revertir la sangra. Emond y Lestienne entraron al campo para oxigenar al equipo en la vanguardia. Los belgas no tenan ideas, ni espacios, ni fuerzas para plantar cara a un Sevilla muy superior, cmodo y desenfadado. Pero el Sevilla no se dej amilanar y an hartos de comer, echaron ms carne a la barbacoa.

El cuarto gol lleg tras una recuperacin de Banega. Reba la bola la zona caliente rival y asisti a Ben Yedder, que an desequilibrado, logr batir a Ochoa. “As s” fue trending topic en la grada. Suspiros de alivio y una blanquirroja esperanza. El Sevilla fue a por la guinda y lleg de penalti. Derribaron al Mudo, que ya quiso quedarse a vivir en ese palmo de hierba, y el colegiado lituano Mazeika no dud. Marc Banega tirando muy ajustado al palo. Ochoa se tir bien pero apenas roz con las costuras del guante.

“Lo que habr dentro de m, yo lo busco y no lo encuentro”, cantaba Ray Heredia en Alegra de vivir. Algo as sentira Machn buscando en las tripas del Sevilla su manera de sentir el ftbol. En partidos como ste suenan las guitarras afinadas y van las palmas a comps. La goleada no tapa algunos errores, pero prorroga la paciencia. Europa vuelve a dibujar una sonrisa en el sevillismo. Un comienzo nuevo.



elmundo

Related posts

La Oreja de Van Gogh incluye al sombrero de paja toquilla en videoclip

admin

Heridos del Palacio de Justicia de Cali, en estado grave – Cali – Colombia

admin

“Día de las Madres” activa comercio y visitas a los cementerios

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.