Rodexo
Colombia países

Yahir Acuña le ganó a Petro su primera elección regional

[ad_1]

En las primeras elecciones en que participa su movimiento tras las presidenciales, Gustavo Petro fue derrotado por el cuestionado exrepresentante de Sucre, Yahir Acuña, conocido por haber llegado hace cuatro años al Congreso a punta de repartir whiskey y billete. Es una muestra de lo difícil que será para el excandidato presidencial vencer a los caciques en las regionales de 2019 para, así, consolidar su Colombia Humana de cara a las de Presidencia de 2022.

La derrota ocurrió en Betulia, municipio del departamento de Sucre en donde el pasado domingo se celebraron unas elecciones atípicas rodeadas de denuncias de presunta compra de votos por parte del candidato de Acuña.

Estas elecciones fueron convocadas, a mediados de junio, por el gobernador Édgar Martínez debido a que el anterior alcalde, Fernel Aviles de Opción Ciudadana, fue capturado en octubre del año pasado por irregularidades en la contratación.

El ganador de las atípicas fue Julio Rafael Díaz Ortega, avalado por el Partido de Reivindicación Étnica (PRE), con 3.792 votos. Tras él quedaron Juan Manuel Hoyos Angulo del Partido Conservador (3.567 votos), Elida María Ortega del Mais y apoyo de la Colombia Humana (567 votos) y Carmen Karina Gil del Partido Liberal (337 votos).

Aunque el recién electo alcalde Díaz también fue apoyado por otros políticos de la región como el representante Salim Villamil (primo del alcalde de Sincelejo Jacobo Quessep), el excongresista Héctor Pérez Santos y el excandidato liberal a la Alcaldía de Betulia, Felipe Aguas, pertenece al grupo político de Yahir Acuña que controla esa Alcaldía desde hace siete años.

El vaso comunicante entre Yahir y Díaz es el exalcalde de Betulia, Régulo Puentes, quien apoyó a Díaz y, aunque tiene un pequeño grupo propio en el municipio, pertenece al movimiento político de Acuña.

De hecho, Puentes llegó a la Alcaldía de Betulia en el 2011 avalado por Afrovides, un movimiento del que Yahir se apoderó en 2010 y al que luego le cambió el nombre a 100 por ciento por Colombia.

Cuatro años más tarde, Yahir mantuvo el poder en el municipio gracias a la elección del capturado alcalde Fernel Aviles, quien llegó avalado por Opción Ciudadana cuando Yahir ya hacía parte de este partido y lanzó a su esposa, la actual representante Milene Jarava, a la Gobernación.

Con el triunfo de Díaz, Yahir mantiene uno de sus fortines del departamento (en las pasadas legislativas su esposa fue la representante más votada) y se evidencia las dificultades que tendrá Gustavo Petro para derrotar a los caciques locales en sus tierras.

Una dura muestra para el petrismo

Sucre fue uno de los dos departamentos del Caribe en donde Petro le ganó a Iván Duque tanto en primera como en segunda vuelta.

En Betulia, específicamente, el candidato de la Colombia Humana superó en primera vuelta  al uribista por casi mil cuatrocientos votos. En segunda vuelta, esta diferencia se acortó, pero, de todos modos, Petro superó a Duque por casi mil votos. Sacó 3.727 votos y Duque 2.758.

Esos resultados hacían pensar a Petro que podría irle bien a su candidata, Elida María Ortega, en las atípicas a las que llegó avalada por el Mais. 

Incluso, el propio Petro viajó dos días antes de los comicios (viernes pasado) al pueblo para hacerle campaña.

Aun así, sus más de tres mil votos no se le transfirieron.

De hecho, Ortega, con 567 votos, sacó menos de la sexta parte de los votos que tuvieron los candidatos del grupo de Yahir Acuña y del Partido Conservador.

¿Por qué ocurrió esto?

Averiguamos y las campañas tuvieron sus contrastes.

De acuerdo a denuncias hechas por la MOE y fuentes en terreno, hubo compra de votos en las campañas del actual alcalde y del conservador Juan Manuel Hoyos. Incluso se dijo que en la casa de la mamá del exalcalde Aviles funcionaba un comando de compra de votos del candidato yahirista.

De la campaña de Ortega, hasta ahora no ha habido denuncias.

Jorge Rojas, uno de los principales líderes del petrismo a nivel nacional, reconoce que “el apoyo electoral a Petro presidente no se traslada automáticamente al debate político local (…) El voto local tiene más control por parte del clientelismo y de las mafias políticas”.

Nos contó, también, que están diseñando varias estrategias para derrotar a estos caciques que, tradicionalmente, gracias a estructuras políticas clientelares, han tenido el poder en las regiones.

Las estrategias serán establecer criterios para escoger los mejores candidatos y un mecanismo para escoger una sola candidatura, elaborar programas de gobierno con la comunidad, denunciar hechos de corrupción electoral, que los congresistas de la Colombia Humana acompañen a los candidatos y acudir a la vigilancia internacional.

Con estas estrategias, se la jugarán en ciudades como Barranquilla en donde el petrismo ya está barajando candidatos.

De esta forma, el triunfo o la derrota de los caciques medirá la fuerza y el rumbo que cogerá la campaña con la que Petro volverá a buscar la Presidencia en 2022.



[ad_2]
lasillavacia

Related posts

La restitución de tierras ya derrota sus espantos en el Valle – Cali – Colombia

admin

Un hombre de 80 años muere atropellado por un coche cuyo conductor se dio a la fuga

admin

Gobernador anuncia expansión de empresa en Caguas

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.