Rodexo
Guatemala países

Trump acepta injerencia rusa en elecciones


Más noticias que te pueden interesar

El presidente de EE. UU., Donald Trump, se quedó solo en su defensa de la actitud mostrada el lunes ante el ruso Vladimir Putin, en la que otorgó al mandatario tanta credibilidad como a sus servicios de inteligencia y evitó criticar la injerencia electoral de 2016 que todas las instituciones dan por segura.

Trump matizó sus palabras ayer tras el aluvión de críticas de los propios republicanos y recalcó que sí cree en las conclusiones de sus agencias respecto al Kremlin y que su gobierno evitará nuevas interferencias en las legislativas de noviembre. Además, atribuyó la crisis generada por esa rueda de prensa con Putin a un lapsus del lenguaje.

“Tengo una confianza absoluta en las agencias de inteligencia”, dijo en la Casa Blanca. “Acepto la conclusión de la injerencia de Rusia en las elecciones de 2016, aunque no tuvieron efecto alguno en el resultado ni hubo colusión (con el equipo de Trump)”.

El lunes, en la cumbre de Helsinki, el mandatario había equiparado la credibilidad de sus servicios de espionaje con la del Kremlin respecto a las acusaciones de injerencia. “Mi gente, Dan Coats (director nacional de Inteligencia) y otros, vinieron a mí y me dijeron que creían que era Rusia. El presidente Putin dice que no es Rusia. Le diré que no veo ninguna razón por la que debería serlo, pero realmente quiero ver el servidor, tengo confianza en ambas partes”, comentó en la rueda de prensa conjunta.

Trump aseguró ayer que todo se debió a un lapsus. “He mirado la transcripción y he visto que donde dije ‘no veo ninguna razón por la que debería serlo’ quería decir no veo ninguna razón por la que ‘no debería’ serlo. Creí que debía clarificar esto”, explicó, si bien sus declaraciones el lunes parecían sí otorgar ese voto de confianza a Putin.

Pocas horas antes, Trump había defendido ayer su actuación durante la cumbre con Putin.“Tuve un gran encuentro con la OTAN, consiguiendo grandes cantidades de dinero, y tuve un encuentro aún mejor con Vladimir Putin”, tuiteó Trump. “Por desgracia, no se está informando de esa forma, ¡(los medios de) fake news se están volviendo locos!”, añadió, calificando de “noticias falsas” la información que se está dando al respecto.

Llueven críticas

“Seamos muy claros, para que todo el mundo lo sepa: Rusia se inmiscuyó en nuestras elecciones”, afirmó ayer, el líder de la mayoría republicana en la Cámara de Representantes, Paul Ryan. “Rusia no es nuestro amigo”, señaló también el líder republicano en el Senado, Mitch McConnell.

También arremetió contra Trump uno de sus mayores apoyos, el republicano Newt Gingrich, para quien se trata del fallo más grave cometido por Trump desde su llegada al poder, hace un año y medio.

Todas las agencias de inteligencia de EE. UU. han concluido que Moscú orquestó una campaña de ciberataques y propaganda para interferir en las elecciones de 2016 con el fin de favorecer la victoria de Trump. Los legisladores del Congreso han concluido en el mismo sentido y el departamento de Justicia ha imputado a 25 ciudadanos rusos.

Sigue en investigación a cargo de un fiscal especial, Robert Mueller, si además hubo algún tipo de connivencia entre Rusia y en entorno del republicano en esta estratagema, algo sobre lo que no se han hallado pruebas y que los republicanos no ponen sobre la mesa. Las dudas del presidente sobre sus servicios de inteligencia, sin embargo, representan un golpe institucional y la cercanía mostrada hacia el mandatario ruso, como broche final a una gira en la que no ha dejado de cargar la tinta contra la UE y los aliados de la OTAN, desconciertan en Washington.

Posible presión

> El senador demócrata Jeff Merkley, de Oregon, consideró que la actitud de Trump reflejaba la posibilidad de que el Kremlin tuviera algún tipo de información comprometedora sobre Trump y pudieran estar extorsionándole. Merkley se refería al expediente de un exagente del servicio británico MI6 que habla de la existencia de vínculos de Trump con Rusia y de videos sexuales del hoy presidente con prostitutas en Moscú. -EL PAÍS

“Putin lo tiene totalmente en el bolsillo”.

John Brennan, exdirector de la Agencia Central de Inteligencia (CIA).

 

 



elperiodico

Related posts

Minae crea primer fondo para agua

admin

Así va la construcción del parque de diversiones de Star Wars

admin

Oviedo trasnocha y elige entre ms de sesenta espectculos sin abrir la cartera – La Nueva España

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.