fbpx
Argentina países

Leo Sbaraglia: “A esta altura, lo que me interesa es crecer hacia adentro”


El actor, que será parte del nuevo filme de Almodóvar, dice que hoy lo motivan los desafíos que le permitan evolucionar como persona

A los 48 años, y con más de treinta décadas de trayectoria entre Argentina y España, Leo Sbaraglia sigue cumpliendo sueños a gran escala, como el hecho de haber sido convocado por primera vez por el director manchego Pedro Almodóvar, aunque, en el medio, no pierde las oportunidades de mostrarse en su faceta más intimista, con proyectos que lo incentivan a evolucionar más en lo humano que en lo profesional.

“A esta altura lo que me interesa es crecer hacia adentro”, asegura Sbaraglia, en diálogo con EL DIA, sobre los motivos que lo llevan a, entre medio de grandes superproducciones de cine y tevé internacionales, salir a remar al teatro, con propuestas de carácter más personal que comercial, que lo satisfacen, sin embargo, por completo.

Al actor, que debutó en la gran pantalla en 1986 de la mano de la película “La noche de los lápices”, lo entusiasma encontrar proyectos que le permitan “seguir encontrando lugares, transparencias, fortalezas, evolución, transformación y crecimiento” internos, algo que, considera, “he hecho toda mi vida”, y que seguirá haciendo: “Todo espectáculo o desafío que tenga que ver con eso, ahí me van a tener”.

“El territorio del poder”, por caso, un espectáculo más ligado a la música que a la actuación, es uno de esos. Estrenado en 2015, y acompañado por Fernando Tarrés, Damián Bolotín y Pablo Fenoglio, es de las cosas que más ha disfrutado hacer, y que seguramente retomará porque, explica, la realidad actual, no sólo del país sino también del mundo, redimensiona el espectáculo con muchos puntos de resonancia. En el escenario, a través de canciones, imágenes e interpretaciones, se van desarrollando los mecanismos con los que el poder ha ido operando a lo largo de la historia de la humanidad.

En este presente, además, Sbaraglia se da el lujo de acompañar a su hermano Pablo -guitarrista y tecladista del Indio Solari- en la presentación en vivo de su último disco, “El Increíble Magnetismo del Gran Hotel Glamour Shuffle”, en el que el actor, en medio de una puesta novedosa, oficia de narrador y a su vez interpreta al pasajero de este extraño Hotel, que junto a las canciones y sus letras conforman el texto completo de la obra.

Para Leo, esta propuesta, con la que se presentará en La Plata este sábado en 43 entre 7 y 8, más que un espectáculo “es un posibilidad de encuentro conmovedora, entre su hermano y el público, a través de estos relatos y la música, en los que se producen aventuras diferentes”. Con humor y espíritu festivo, hay lugar para la improvisación que tiene que ver con la propia relación de hermandad de los Sbaraglia, lo que es, a su criterio, lo más rico del proyecto. “Lo más valioso, al margen de lo mejor de lo que podamos conseguir cada uno desde cada lugar, el como músico y yo como actor, es el encuentro de hacer algo juntos. Es la primera vez que coincidimos en un escenario, eso es lo más lindo para mí, poder tener la oportunidad de acompañar a mi hermano en esto”.

UN SUEÑO CUMPLIDO

En las próximas semanas, Leo viajará a España otra vez para empezar el rodaje de “Dolor y gloria”, la nueva película de Pedro Almodóvar en la que compartirá elenco con Antonio Banderas y Penélope Cruz. A pesar de su vasta trayectoria en el viejo continente, es, para Sbaraglia, esta convocatoria, un sueño cumplido, algo en lo que piensa desde 1995 cuando, en el marco de una visita al país, el director de “Todo sobre mi madre” lo vio en “Caballos Salvajes” y elogió su trabajo. “Quizás es posible”, pensó en aquel entonces, ahora feliz, 23 años después, de haberlo podido alcanzar, sobre todo, por las condiciones en las que se dio.

“Yo este año tuve un año difícil. Estuve a punto de hacer una serie para volver a la tele – “Morir de amor”, por Telefé- de la que, finalmente, por muchas razones personales, decidí bajarme. Pero me quedé sin plan B. Fue una decisión muy arriesgada porque me quedé sin trabajo. Entonces, que al mes y medio de esta incertidumbre me llame Almodóvar para ir a hacer una prueba a España, me inviten el pasaje y todo, y que les haya gustado… es de las cosas más deseadas y esperadas en mi vida”.

Sin revelar demasiados detalles sobre el filme, Sbaraglia dijo que se trata de una historia muy almodovariana, “de mucha hondura, muy de su mundo íntimo y personal” que, por ahora, lo tiene “más nervioso que contento” porque “todavía falta filmarlo, hacerlo y que le vaya bien, que Pedro esté contento con mi trabajo, porque es un director muy exigente. Quizás cuando empiece a trabajar, esté más contento que nervioso”, bromea Leo.

A la tevé abierta, sin embargo, regresará “a cuentagotas” este año, con una pequeña participación en el ciclo de unitarios “Otros pecados” de Pol-Ka para El Trece, para los que estará rodando en los próximos días.

“A mí me cuesta mucho cuando no es la dinámica en la cual trabajé en pelis u otras series, de producción más parecida al cine, con más tiempo para ensayar. Eso me es más parecido a mi manera de trabajar o construir. Cuando no ocurre eso, cuando no tengo las condiciones dadas en ese sentido, me cuesta más”, dice Leo, revelando quizás algunos de los motivos por los que decidió bajarse del proyecto de Telefé, en el que compartiría elenco con Griselda Siciliani.

“Son decisiones de vida, de la carrera que uno quiere seguir haciendo. Tiene que ver con seguir tomando decisiones en el rumbo que uno quiere seguir yendo”, concluye el actor, cuya última tira diaria ( y única) para la tevé fue “Clave de sol”, a fines de los 80.

 


eldia

Related posts

Aumentan quemaduras por mal uso de ollas de presión

admin

Liga de Beisbol Femenino sigue hoy en campo San Luis de Managua

admin

Clausurada causa penal contra exdiputada Mirza Arreaga por tráfico de influencias

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.