Rodexo
países Spain

La poltica de mxima presin de Trump contra Corea del Norte es historia


Kim Jong-Un y Donald Trump, enl a reciente cumbre en Sentosa (Singapur).

La poltica de “mxima presin” que Donald Trump convirti en el eje de su comportamiento respecto a Corea del Norte se diluy todava ms durante esta jornada en medio de los llamamientos de Rusia a levantar las sanciones contra Pyongyang y el previsible anuncio oficial del propio presidente de que su pas cancela las ingentes maniobras militares que sola protagonizar con Corea del Sur cada verano, segn anunci la CNN.

Fuentes militares estadounidenses reconocieron a la misma cadena que no han recibido indicacin alguna sobre ese asunto y que la noticia que se conoci en Singapur les haba pillado por sorpresa.

El origen de las llamadas maniobras Ulchi Freedom Guardian se remonta a la dcada de los 70. El ao pasado reunieron a ms de 17.500 soldados estadounidenses y 50.000 surcoreanos, y en ocasiones precedentes han participado tambin militares de otras naciones aliadas de Washington.

Como explica la pgina especializada 38 North, estas prcticas militares siempre han tenido el mismo objetivo: “demostrar la capacidad de las fuerzas de EEUU y Corea del Sur para ‘decapitar” al liderazgo norcoreano y derrocar al rgimen de Kim Jong Un” y por tanto cada ao provocaban un aluvin de amenazas apocalpticas procedentes de Pyongyang.

Bajo esta misma dinmica, hasta el primer ministro de Japn, Shinzo Abe, parece estar preparando una visita a Pyongyang para entrevistarse con Kim Jong Un este verano, a tenor de lo que filtran los medios japoneses.

Representantes japoneses y norcoreanos tenan previsto entrevistarse hoy y maana en Mongolia a tal efecto.

Tokio acusa a Corea del Norte de haber secuestrado al menos a 17 sus ciudadanos -las asociaciones civiles hablan de muchos ms- y pese a que 5 de ellos volvieron en 2002, sigue exigiendo que se aclare la suerte del resto, pero Abe parece haber comprendido que necesita incorporarse a la espiral de contactos diplomticos que domina ahora el caso norcoreano.

Rebajar la presin internacional

Pyongyang no cesa de acumular beneficios a raz de la convocatoria de Singapur. Las palabras del embajador de Rusia ante Naciones Unidas, Vassily Nebenzia, que dijo que hay que “ir pensando” en rebajar la presin internacional adoptada a travs de esta organizacin internacional se suman a la terminologa similar que expres China el mismo martes, mientras que Malasia indicaba que ha decidido reabrir su embajada en Corea del Norte y reactivar el comercio con esa nacin.

Las relaciones diplomticas entre ambos pases quedaron suspendidas tras el asesinato en Kuala Lumpur del hermanastro de Kim Jong Un, Kim Jong An, en febrero de 2017 en una espectacular accin que se atribuy a agentes norcoreanos.

“Debemos tomar a Corea del Norte al pie de la letra (lo que ha prometido) y hacer que participe en las negociaciones internacionales para flexibilizar la rgida actitud que tena antes. Hay que tratar de establecer una buena relacin, incluida una relacin comercial”, declar el primer ministro norcoreano, Mahathir Mohamad, a la pgina NK News.

Tanto Donald Trump como sus principales asesores, Mike Pompeo incluido, siguen encontrando notables dificultades para explicar el cambio de actitud que protagonizaron en Singapur, donde aceptaron un acuerdo genrico muy distante de los firmes compromisos que haban dicho que iban a exigir.

Tras participar en la cumbre de Singapur, el secretario de Estado de EEUU se reuni en Sel con sus homlogos de Japn y Corea del Sur, adems de con el presidente de este ltimo pas, Moon Jae In, un personaje clave en todo este proceso de negociacin. Despus tiene previsto viajar a China.

Moon se refiri a la cita de Singapur y dijo que al margen de lo que pueda ocurrir en el futuro el resultado “ms importante” de ese primer dilogo es que “hemos conseguido escapar de la amenaza de una guerra nuclear”.

El mircoles Pompeo indic que la Casa Blanca espera que Corea del Norte haya concluido con la mayor parte del desmantelamiento de su arsenal nuclear antes de que concluya el mandato de Trump, un calendario que los expertos consideran ms que improbable dada la cantidad de artefactos, instalaciones y misiles de largo alcance de los que dispone Pyongyang. Algunos analistas opinan que incluso si los norcoreanos aceptan la puesta en marcha real de todo ese proceso, la destruccin fsica de toda la parafernalia nuclear que declaren podra llevar hasta 15 aos.

El secretario de Estado reconoci en su comparecencia ante los medios en la capital surcoreana que la promesa de Pyongyang implica un “proceso” y que anticipa que “no va a ser fcil”. “Pensamos que Kim Jong Un entiende la urgencia” de la situacin y que “debemos hacerlo rpidamente”, aadi.

Pompeo termin envuelto en un rifirrafe verbal cuando uno de los reporteros que le acompaa le pregunt por la ausencia de la “verificacin” en el pacto sobre la desnuclearizacin.

“Estados Unidos sigue comprometido en lograr una desnuclearizacin completa, verificable e irreversible”, insisti el alto cargo.



elmundo

Related posts

Carhuancho, la TV siempre estuvo en tu Juzgado

admin

Au FPI, Constantin Mbengele piégeait les promoteurs des PME

admin

8 millones de personas en el mundo viven con Síndrome de Down (Video)

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.