Rodexo
Noticia

Fernando Alonso: “Le Mans es como correr 16 pruebas de Fórmula 1” | Deportes



Le Mans es una de esas pocas carreras en las que su leyenda está por encima de cualquier persona que la corra. 24 Horas de resistencia que cada coche dosifica entre tres pilotos que luchan por un bien común: una victoria de equipo. No hay sitio para la gloria individual, pero todo el del mundo para el trabajo en la sombra. Este ecosistema plantea un extraño equilibrio para Fernando Alonso. Su presencia en Le Mans es ya una atracción que ha agitado positivamente el campeonato en el plano mediático, según reconocen en el paddock, y al mismo tiempo él nunca ha escondido su ambición por llenar de títulos su palmarés individual: “Para ser el mejor piloto del mundo hay dos opciones”, concedió este jueves el asturiano, “ganar ocho Mundiales de Fórmula 1, que es improbable, o competir en todas las disciplinas posibles del motor al nivel más alto. Y si puedes tener éxito en todos los coches, estilos y escenarios serás el piloto más completo. Intentaré hacer eso”.

Todo parece ser compatible. Para lograr coronarse en Le Mans sabe ya Alonso que necesita ponerse el mono de trabajo, aprender en cada vuelta para adaptarse al complejo Toyota TS050 Hybrid antes de la carrera de este sábado (15.00). “Mi objetivo es dar vueltas y preparar la carrera”, admitía en el cuartel general de Toyota antes de meterse en el coche para rodar en la segunda tanda de clasificación. El miércoles, en la primera, su compañero Nakajima colocó a su prototipo en la pole provisional, una marca que sus rivales podrían batir en la segunda (de 19.00 a 21.00) y en la tercera, que concluirá esta madrugada.

Alonso anunció también que el protagonismo ahora era para otros. La pole, según el plan de Toyota, es una misión para los japoneses, “los chicos con más experiencia”. Nakajima en el prototipo del asturiano, el 8, y Kobayashi en el otro, el 7. “Todo es difícil en este coche y por ello tengo que estudiar y adaptarme. El Toyota Hybrid es un coche muy complicado”, asumió el asturiano, con el mono de trabajo mental puesto. 

Esa concentración de momento le aísla de todo lo que rodea a una carrera como es Le Mans, algo que este viernes podrá vivir en todo su esplendor con el desfile de pilotos, el baño de masas anual en el centro de la ciudad.  “Le Mans es más exigente que cualquier otra carrera”, indicó Alonso. “Son 24 horas, el equivalente a 16 Grandes Premios de Fórmula 1. En 24 horas haré lo que me queda del calendario de toda la Fórmula 1”, calculó, antes de ir todavía un poco más al detalle, a cada relevo:  “Cada vez que me subo al coche 600 kilómetros. Es como hacer dos Grandes Premios. Y en la Fórmula 1 tenemos dos semanas para recuperarnos, pero aquí son solo cuatro horas. Luego vuelves a hacer otros dos Grandes Premios. No hay una carrera más dura para el coche, los mecánicos, los pilotos para todo el mundo”, cerró, con gesto serio y discurso pausado.

 

 

 



EL PAÍS

Related posts

Las icónicas luces de Piccadilly Circus de Londres se apagan por primera vez desde la Segunda Guerra Mundial

admin

¿Cómo sé si hago lo correcto? 4 claves para acertar siempre en las decisiones

admin

Fiscalía de Colombia investiga si la campaña de Santos recibió US$1 millón de Odebrecht

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.