Argentina países

Macri veta el freno a los aumentos y hoy buscará apoyo de gobernadores


El presidente Mauricio Macri hoy vetará la ley que se aprestaba a sancionar el Senado durante la madrugada y que retrotrae las tarifas de servicios públicos a 2017. Si bien en Casa Rosada consideran que el senador Miguel Pichetto jugó en tándem con Sergio Massa para dañar al Gobierno, de cara a 2019, en el oficialismo ya hablan de tender puentes con la oposición para aprobar el Presupuesto. El temor: un Congreso paralizado.

Ni bien llegue a Casa Rosada, Macri estará habilitado a vetar la ley. El enojo del Gobierno por una iniciativa que consideran “un mamarracho” se verá expresado en el texto del veto. Allí van a publicar argumentos de gobernadores y senadores opositores en contra de la iniciativa, que alertan sobre su carácter “unitario” puesto que beneficia a Buenos Aires y CABA.

El Gobierno percibe que el peronismo empezó a ver la luz de cara a las elecciones de 2019 y el debate por tarifas es el primer ensayo de la configuración electoral que prepara. “Quieren mostrar un peronismo unido y esconder a Cristina Fernández. Saben que solos no llegan pero que tampoco llegan si muestran a la ex presidenta”, sostienen en Casa Rosada. Es por eso que Macri fue tan duro en su mensaje grabado del lunes en el que pidió a los senadores que sean racionales y no sigan las “locuras” de Cristina Fernández. El objetivo es que Pichetto y otros peronistas queden asociados al kirchnerismo, obligados a fragmentar su armado electoral.

Tras el revés en el Congreso, el Gobierno buscará bajar la tensión para poder avanzar con el “gran acuerdo nacional” que convocó Macri. El Presidente necesita mostrar un fuerte consenso político para emprender políticas de reforma que le exigirá el FMI, a la hora de otorgarle un crédito Stand By, tales como una baja del déficit fiscal mayor al 2,7% este año. Es por eso que la idea es convocar a lo largo de junio a mesas con gobernadores, otras reuniones con senadores y diputados, y distintos actores políticos.

Todo este armado prepara el Presidente para lograr la tarea de consensuar un Presupuesto 2019 que baje fuertemente el gasto. En esa tarea trabajarán los armadores de Macri: el jefe de Gabinete, Marcos Peña; el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y su vice, Sebastián García de Luca; y el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó. El clima es de nerviosismo en la Casa Rosada, luego de que el bloque de senadores peronistas que encabeza Pichetto “les diera la espalda” en el debate por tarifas. “Esperamos que esta sea sólo una piedra en el camino y podamos acordar políticas para la gente”, clamaron en la Casa Rosada.

La inquina con Pichetto terminará hoy. “El que se enoja, pierde”, repiten en la Rosada. El equipo de Macri planea retomar el diálogo con los legisladores peronistas que, hasta el debate por tarifas, consideraban “racionales”. Incluso, algunos plantean que deberían hablar con Massa. A Massa lo señalan como el autor ideológico de la puja por las tarifas, detrás de la firma de diputados como Graciela Camaño o Marco Lavagna. Otros, no quieren saber nada con el ex intendente de Tigre por su “poder de daño”.

En tanto, hoy Macri viaja a Salta y el viernes estará en Santiago del Estero con ocho ministros de su cartera. Allí buscará acercar posiciones con gobernadores del Norte. Estos son los preparativos para un “gran acuerdo nacional” que tras la votación parece una meta complicada.

clubwifiusa

cronista

Related posts

Kelly pone “el milagro de Colombia” como ejemplo para Centroamérica – Diario Digital Nuestro País

admin

5 áreas de tu vida en las que Satanás quiere entrar

admin

Harrison Ford critica a Trump y a quien “denigra la ciencia”

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.