Rodexo
Chile países

Un día para conmemorar la lucha contra la homofobia


Catorce años de establecido cumple el Día internacional contra la homofobia, lesbofobia, bifobia y transfobia, ocurrido el 17 de mayo de 2004,  e igualmente fecha conmemorativa de los 28 años en que, -gracias al retiro de ese diagnóstico por la  Organización Mundial de la Salud-, la homosexualidad dejó de ser considerada una enfermedad mental.

Reivindicación, lucha, igualdad y respeto, al tiempo que llamar de atención de la comunidad internacional en pro del cese de la violencia y discriminanción de la comunidad LGBTI, es la principal acción del día.

Lo conmemoran más de 130 países, incluyendo 37 en los que es ilegal la homosexualidad, considerados el principal objetivo de la organizaciones gubernamentales sin fines de lucro que apuestan a erradicar el miedo irracional, odio o aversión hacia las personas homosexuales, transexuales, intersexuales y bisexuales.

Pese a ello, 72 países penalizan la homosexualidad y solo un tercio en el mundo cuenta con leyes en contra de la discriminación. Este año el comité IDAHO (International Day Against Homophobia Transphobia and Biphobia) y organizaciones LGBTI de todo el mundo han elegido el lema “Alianzas por la solidaridad“, apostando a la unión de todos los ciudadanos para crear consciencia y fomentar respeto.

El portal de noticias Eitb.eus publicó este año un trabajo especial en el que da cuenta de los avances y retrocesos en la materia a lo largo y ancho del globo.

Entre otras cosas contabilizan que el matrimonio homosexual es legal en Argentina (desde 2010), Bélgica (2003), Canadá (2005), Dinamarca (2012), Eslovenia (2015), España (2005), Estonia (2016), Francia (2013), Finlandia (2017), Luxemburgo (2015), Islandia (2010), Noruega (2009), Nueva Zelanda (2013), Países Bajos (2001), Portugal (2010), Sudáfrica (2006), Suecia (2009) y Uruguay (2013).

A estos se suman otros países en los que casarse con alguien del mismo sexo es legal solo en algunos territorios, como es el caso de Estados Unidos (en 37 estados), México (en tres estados) y Gran Bretaña (en Inglaterra, Gales y Escocia).

Considerada ilegal y castigado con penas de cárcel los homosexuales son perseguidos en Argelia, Angola, Antigua y Barbuda, Bangladesh, Barbados, Belice, Benín, Botsuana, Brunei, Burundi, Bután, Camerún, Comoras, Chad, Dominica, Egipto, Eritrea, Etiopia, Gambia, Gaza, Ghana, Granada, Guinea, Guyana, India, Indonesia (en dos provincias), Jamaica, Kenia, Kiribati, Kuwait, Líbano, Liberia, Libia, Malaui, Malasia, Maldivas, Mauricio, Marruecos, Myanmar, Namibia, Nauru, Omán, Papúa Nueva Guinea, Samoa, Santo Tomé y Príncipe, Senegal, Seychelles, Sierra Leona, Singapur, Islas Salomón, Sri Lanka, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Suazilandia, Sudán del Sur, Siria, Tanzania, Togo, Tonga, Trinidad y Tobago, Túnez, Turkmenistán, Tuvalu, Uganda, Uzbekistán, Zambia y Zimbabue.

Y más grave aún se considera ilegal y está castigado con la pena de muerte en Afganistán (sin evidencia de que haya sido aplicada), Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Irán, Irak, Mauritania, Nigeria (en 12 territorios del país), Pakistán (sin evidencia de que haya sido aplicada), Qatar (sin evidencia de que haya sido aplicada), Somalia (en el sur del país), Sudán y Yemen.

Entre los ataques a la comunidad gay más sonados, por la cantidad de víctimas fallecidas durante el mismo, figura el ataque al Bar Pulse en Florida, Estados Unidos. Ocurrió la madrugada del 12 de junio de 2016 de manos de Omar Saddiqui Mateen, quien asesinó a 50 personas e hirió a 53 más portando armas de fuego. Aunque su padre reveló que se trataba de un ataque por homofobia, el FBI negó la especie.

El portal de noticias de10.mx recoge en un trabajo especial algunos crímenes de odio a la comunidad, entre ellos el del joven Daniel Zamudio en Chile quien falleció en 2012, a los 24 años de edad. Agonizó durante 25 días, luego de ser atacado por cuatro neonazis y tras su muerte se convirtió en símbolo de la violencia homofóbica en su país.

Más reciente destaca el caso de Matheus/a Passarelli, estudiante binario (se identificaba del sexo femenino y masculino) de 21 años, que fue asesinado y quemado en Río de Janeiro. El hecho alertó que Brasil es el país del mundo donde más personas de la comunidad LGBTI mueren de manos de acciones violentas. La expectativa de vida de las personas transgénero brasileñas es de solo 35 años. Según el portal www.ukrinform.es en Brasil, los escuadrones de la muerte y las cabezas rapadas aterrorizan y están detrás de 1.960 asesinatos de homosexuales con signos de odio registrados oficialmente solo entre 1980 y 2000.



elciudadano

Related posts

Decomisan 15 paquetes de cocaína y aprehenden a tres Chiriquí

admin

¿Cierra supermercados Econo?

admin

Casa Verde, el proyecto turístico de las Farc en el Meta – Otras Ciudades – Colombia

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.