Rodexo
Nicaragua países

No cultive bacterias lave las sábanas y toallas


La higiene es muy importante para nuestro bienestar y salud. Sin llegar a convertirnos en unos fanáticos de la limpieza ni tampoco en unos olvidadizos que debemos poner una alarma para hacer las cosas, puede cumplir con el aseo personal y la limpieza de algunos artículos del hogar, como las toallas y sábanas, muy indispensables para los humanos.

Además así evita que la denominada “ropa blanca” se convierta en un caldo de cultivo de bacterias, ácaros y suciedad.
¿Cada cuánto tiempo se deben cambiar las sábanas y toallas? y ¿por qué debemos hacerlo? Antes de responder a la pregunta de cada cuánto es preciso que conozcas qué microorganismos pueden acumularse en la ropa de cama o con la que secas luego de bañarte.

Entre las telas de cualquier material puede haber: ácaros, bacterias, piel muerta, pelos, suciedad, polvo, cremas, secreciones secas (por ejemplo, sudor o saliva), insectos minúsculos, maquillaje, polen, hongos, caspa y partículas de animales y plantas.

El director de microbiología clínica del centro médico Langone de Nueva York (Estados Unidos) indica que, como mínimo, las sábanas se deben lavar una vez a la semana.

Varía

La dosis de bacterias por tela no supera lo higiénico o saludable. Esta frecuencia de lavar podría ser menor en el caso de que alguien de la familia estuviera enfermo, se duerma desnudo o si las temperaturas fueran muy elevadas.

No solo las sábanas y las toallas son foco de virus y bacterias. Otros objetos que usamos a diario se ensucian y pueden transmitir enfermedades, como los trapos de la cocina, toallas de baño, alfombras de baño, cortinas y toallas de la cara.

Toallas de baño

Son muy gruesas y tienen el objetivo de secarnos completamente. Por ello es frecuente que tengan olor a humedad. Además de lavarlas una vez por semana o cada tres usos se aconseja hacerlo con vinagre en lugar de suavizante para que el rico aroma no nos confunda. Por otra parte, este producto reduce la capacidad absorbente de la toalla.

Toallas de la cara

Por supuesto que también se llenan de bacterias por más que las usemos una vez que nuestras manos y cara están limpios. Y, lo que es peor: cada vez que la empleas le estás volviendo a poner bacterias a la piel. Si bien los expertos dicen que las toallas de cara deberían lavarse tras cada uso (algo así como ser descartables) pueden dejarse al sol para que elimine ciertos microorganismos.

Otro

Los trapos de cocina. Terminamos de lavar los trastos y para guardarlos los secamos con un trapo. El mismo que usamos para s

Secar la mesa o la encimera. Esto es algo realmente común, pero erróneo. ¿Sabías cuántos gérmenes quedarán en tus cubiertos luego de tener contacto con ese mismo trapo?

En un estudio realizado por la Universidad de Arizona se comprobó que la mayoría de los paños de cocina contenían bacterias coliformes y que la cuarta parte de ellos dieron positivo en Escherichia coli. Los trapos de cocina son de los más expuestos a microorganismos porque en la cocina muchos alimentos están crudos.

Según los expertos, se deberían lavar después de cada uso con una solución desinfectante. Y también ponerlos en la lavadora una vez a la semana con bicarbonato de sodio en vez de jabón.



confidencial

Related posts

Asaltan el refugio de Benimàmet y sueltan y golpean a varios perros

admin

Messi le pide a El Chapo el número del arquitecto que le hizo el túnel

admin

Leaf or frog? – The Tico Times | Costa Rica News | Travel

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.