Rodexo
países Panamá

El entierro de la sardina


¿Qué enterramos con la sardina en la madrugada del Miércoles de Ceniza? ¿Sepultamos los errores y el desenfreno de las fiestas carnestolendas o nos desentendemos, como ciudadanos, de nuestra deuda social? ¿Qué priorizamos a tres semanas de empezar las clases y frente a uno de los retos que más nos debe movilizar? Hoy no es solo Martes de Carnaval, un día de donaire y esplendor. Se inicia la cuenta regresiva para asegurar que todos los niños, niñas y jóvenes ejerzan su derecho a aprender con calidad.

La educación integral y de calidad es un deber y un derecho constitucional. Los padres de familia tienen la responsabilidad de garantizar que sus hijos tengan la oportunidad de aprender con calidad y equidad. El Estado debe asegurar que el derecho a la educación trascienda la abstracción de un texto constitucional y se convierta en un hecho natural de la vida. Con la equiparación de las oportunidades de aprendizaje, se inicia el proceso de construcción de ciudadanía y la concreción del ejercicio efectivo de derechos sociales, políticos, económicos y culturales.

Cristalizar el derecho a la educación es muy complicado si entre los más de 700 mil alumnos que asisten a las escuelas oficiales, hay un porcentaje significativo que está en riesgo educativo. Se trata de una agenda para el desastre y de pronóstico reservado las consecuencias de los más de 48 mil fracasos,- 4.53% en la primaria, 9.30% en la premedia y 5.87% en la media- los altos niveles de repitencia y sobreedad escolar, presentes en nuestro sistema educativo.

Es crítico entender que el proceso de riesgo escolar se inicia con las deficiencias académicas. Es clave utilizar nuevas estrategias para hacer de la escuela un entorno amigable y de mejora continua para toda la comunidad educativa. Estoy convencido de que los índices de inadaptación escolar disminuirían y mejoraría la motivación de los estudiantes si se usan herramientas tecnológicas interesantes para los chicos, como videojuegos, simuladores y videos entretenidos. ¡Qué divertido sería si riendo pudieran aprender cosas nuevas y emocionantes!

La deserción escolar es una espada de Damocles para el país: impacta en temas como seguridad, salud y trabajo. Es necesario que se atienda con urgencia el creciente número de alumnos en zonas de riesgo educativo como las comarcas y las provincias fronterizas de Darién y Bocas del Toro. Las intervenciones deben considerar el contexto y contar con amplio apoyo de los actores sociales de estas regiones.

La educación va de la mano con la factibilidad de lograr oportunidades laborales dignas. El índice multidimensional de la pobreza (IMP) pone de relieve, al incluir 17 indicadores en 5 dimensiones – Educación, trabajo, salud, ambiente y vivienda- que el 44.8% de la pobreza multidimensional está vinculada a educación y trabajo. Si queremos disminuir la pobreza multidimensional, hay que tener información precisa para implementar estrategias focalizadas a atacar la inasistencia a clases, la repitencia y el logro educativo insuficiente, causas directas de la precariedad del trabajo, el empleo informal, el subempleo, el desempleo y la escasa productividad.

Dicen que lo único que los panameños tomamos en serio es el Carnaval. Es la fiesta por excelencia en la que, de manera colectiva, decidimos olvidarnos de los retos que, como país y como ciudadanos, tenemos. Aprovechemos el entierro de la sardina esta vez no solo para despedir el Carnaval. Comprometámonos, a la usanza de la tradición carnestolenda, a enterrar la sardina del fracaso escolar, de la repitencia, de la sobreedad y de la mediocridad formativa. Enterremos para siempre esa sardina para que cada día sea un Carnaval de oportunidades, trabajo y bienestar para todos.

El autor es miembro de Jóvenes Unidos por la Educación



prensa

Related posts

Piden paz en una favela azotada por los tiroteos » Poltica

admin

Interview : Aline Olga Lonzaniabeka : «J’ai simplement voulu inciter les femmes à venir à l’armée ».

admin

¿Quién lo dijo? “En lo que pitas, ya te violaron”

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.