fbpx
Colombia países

Gustavo Rugeles, la punta de un iceberg


En su más reciente columna en la revista Semana, Daniel Coronell reveló los resultados de varias grabaciones de la Fiscalía que vinculan al director del portal El Expediente, Gustavo Rugeles, y al de La Otra Cara, Sixto Alfredo Pinto, con lo que Coronell llama “una banda de intimidación y extorsión que usa redes sociales, portales digitales y medios de comunicación convencionales”.

Más allá de los interrogantes éticos sobre Rugeles (inmerso, además, en un escándalo porque se supo que ha agredido a dos de sus parejas), él y El Expediente han entrado a formar parte de una telaraña de medios de derecha que han surgido en los últimos años, que se hacen eco entre sí con una agenda política muy clara y que además cuentan con Álvaro Uribe como su retuitero estrella lo que les da un alcance mayor.

Entre estos medios están Los Irreverentes, el Breitbart criollo del uribista Ernesto Yamhure; el periódico Debate, del senador uribista José Obdulio Gaviria; el Nodo, un portal del administrador Mario Alexander Penagos con una línea editorial afín al discurso de Uribe; Oiga Noticias, un medio que no revela su equipo de trabajo ni sus dueños y es muy crítico de Juan Manuel Santos y el proceso de La Habana; Costa Noticias, un medio de Valledupar con una línea claramente uribista; y más recientemente El Expediente de Rugeles. A ellos se suman otros más pequeños.

El eco se lo hacen retomando las mismas notas y enfoques y republicando a sus columnistas, y en no pocas ocasiones defendiéndose cuando se critican (como cuando El Nodo respondió a una columna de Coronell negativa para Rugeles, el famoso penalista Abelardo de la Espriella y el abogado Juan Carlos Moncada Zapata, con una nota que la ridiculiza desde su título, “La Changua paranoica de Daniel Coronell que hundió el oficio de la comunicación en Colombia“).

Ese tipo de medios (están comenzando a surgir en la izquierda y un ejemplo es la Revista Voces, que con menos de un año al aire se identifica como “el portal informativo independiente más relevante en Colombia”, tiene una clara tendencia de izquierda y selecciona información de otros medios para hacer críticas a Santos y Uribe.), que se hacen eco unos a otros y están altamente politizados son el espacio propicio para construir una narrativa alterna pues la suma de medios hace que quienes los leen sientan que son varias fuentes de información. Y eso, en una campaña electoral, puede jugar un papel clave en la decisión de los ciudadanos.

La cámara de eco de Rugeles

Rugeles hizo casi toda su carrera en Las Dos Orillas, medio al que entró en 2013 y en el que era el principal encargado de las notas políticas, hasta llegar a ser editor político, bajo la dirección de María Elvira Bonilla.

Salió de ese medio en diciembre del año pasado, como anunció en su cuenta de Twitter , después de que Las 2 Orillas aclaró en un trino que él no formaba parte del equipo de planta. Siguió colaborando, pero desde afuera.

Y en mayo, después de seis meses en los que fue convirtiendo su cuenta de twitter en su medio de comunicación, lanzó El Expediente, como un nodo de la teleraña de medios digitales de derecha.

El Expediente entró a ser uno de los nodos de la telaraña que hace eco a una agenda política de derecha, semejante a la que impulsa al abogado Abelardo De La Espriella en su columna en El Heraldo, ahora en su página Sin Censura (El herlaldo se la quitó tras escribir que es necesario matar a Nicolás Maduro) y en casi 20 medios virtuales que la republican, incluyendo Los Irreverentes.

 

Desde noviembre Rugeles también se convirtió en columnista, algo que inició con una dura columna contra lo que llama medios tradicionales. Esa columna no solo salió en El Expediente y Los Irreverentes (donde Rugeles había publicado ocasionalmente desde abril) sino en Oiga Noticias, el Periódico Debate y 38 grados Montería Radio, una emisora local que ha tenido una posición política cercana al detenido senador Bernardo ‘Ñoño’ Elías’.

Después de eso pasó a publicar columnas en el diario El Mundo de Medellín, los Irreverentes, El Nodo, Debate y Oiga Noticias.

Varios de ellos son medios a los que le da visibilidad y credibilidad el ex presidente Álvaro Uribe en su potente cuenta de Twitter, como mostró La Silla en julio pasado y todos, excepto El Mundo, medios virtuales relativamente recientes y con una línea editorial claramente uribista.

Por eso, el salto de Rugeles a colaborar en esos medios revela parte de la telaraña de coincidencias.

Lo mismo ocurre con varios de los medios que publican las columnas de De La Espriella, incluyendo a La Otra Cara (que se define como “un Portal de periodismo independiente cuyo objetivo es investigar, denunciar e informar de manera equitativa, analítica, con pruebas y en primicia”), que le ha hecho eco a Rugeles en varias de sus peleas públicas, como la que tuvo con Gonzalo Guillén en marzo o la de Claudia López en abril, e incluso retomó una nota completa de Rugeles sobre una decisión de la Contraloría de no investigar más a la ANI.

En El Telégrafo, que tenía como únicos columnistas a De La Espriella y al ex precandidato presidencial uribista Rafael Nieto, incluyeron a Rugeles en noviembre. Lo mismo ocurrió en el portal monteriano Río Noticias, donde son columnistas De la Espriella, Nieto y los periodistas locales Toño Sánchez Jr. y José Javier de La Hoz. Y 360Radio, portal de un espacio radial de Todelar en medellín que publica la columna de De La Espriella y tiene una gran mayoría de columnistas uribistas, le dio eco a las preguntas acusadoras de Rugeles contra Coronell

Así, sumando varios medios poco conocidos con algunos de mayor visibilidad, el caso de Rugeles muestra cómo se arma una red, en la que cada medio ayuda a subir el perfil y validar las opiniones de una persona. Una red que puede ser electoralmente útil y muy peligrosa para el pluralismo, en la medida en que puede convertirse en una burbuja de información en la que las personas no se exponen a diferentes puntos de vista.

Más, cuando en varias regiones ocurre algo similar a lo de Córdoba, donde nacieron nueve medios virtuales en un período de menos de un año y medio, y por lo menos seis de ellos son cercanos a diferentes políticos, incluyendo los detenidos Ñoño Elías, Alejandro Lyons y Musa Besaile, y el condenado Juancho López.

Ese tipo de relaciones entre medios y políticos no son nuevas, pero la facilidad para crear portales y difundir sus contenidos a través de redes sociales sí lo es.

Y tiene todo el potencial para desequilibrar una elección, como ocurrió con sitios como Breitbart News o infowars en las elecciones de 2015 en Estados Unidos, sobre todo con un panorama de poca credibilidad en los grandes medios, un modelo de negocios en crisis justamente por la irrupción de internet como fuente de información, una polarización política muy notoria, y una de las principales figuras políticas (Álvaro Uribe) criticando a los grandes medios en plena campaña.




lasillavacia

Related posts

Desisten de construir cárcel por mal acceso

admin

El ex presidente de Nissan pasará detenido la Navidad y el Año Nuevo – 24/12/2018

admin

Túnez – España en directo, el amistoso antes del Mundial de Rusia 2018 en vivo | Mundial Rusia 2018

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.