Rodexo
países Spain

La Sareb prepara la venta online de 500 millones más en créditos morosos


Moncho VelosoMoncho Veloso
@monchoveloso
Seguir

MADRIDActualizado:

Noticias relacionadas

No solo los bancos están acelerando la venta de activos inmobilarios improductivos en la recta final de año. La Sareb, sociedad que absorbió los créditos tóxicos e inmuebles adjudicados de las cajas de ahorros rescatadas, también está tratando de soltar lastre. Según ha podido saber ABC, a principios del próximo mes de noviembre el llamado banco malo español pondrá a la venta a través de su canal online préstamos a la promoción inmobilaria morosos y fallidos valorados en unos 500 millones de euros.

La entidad presidida por Jaime Echegoyen puso en marcha este año un proyecto piloto, llamado inicialmente Proyecto Dubái, para crear un canal de venta de préstamos a través de internet. El objetivo de la firma es impulsar la venta de sus créditos inmobiliarios improductivos no solo entre grandes fondos de inversión e institucionales, sino también entre inversores profesionales más pequeños e incluso particulares, para así ampliar la base de potenciales clientes.

La primera prueba supuso la puesta en ese escaparate de unos 40 préstamos a promotores con viviendas como garantía por valor de 400 millones de euros. Actualmente la Sareb ya ha recibido ofertas no vinculantes por todos esos préstamos, por los cuales los interesados deben pujar de uno en uno, crédito a crédito.

Ofertas recibidas

En cuanto esas pujas se concreten en ofertas en firme o vinculantes, la dirección de la Sareb hará un segundo volcado al canal con préstamos de iguales características, pero por un valor ligeramente superior, por unos 500 millones de euros. De hecho, el perímetro final, que inicialmente llegaba hasta los 600 millones de euros, aún podría variar hasta entonces.

Las estimaciones de la Sociedad de gestión de activos procedentes de la reestructuración bancaria (Sareb), según explican a este diario fuentes del mercado, pasan por poner en venta esos activos en el plazo de aproximadamente tres semanas.

Al igual que en la primera remesa de préstamos, estos son créditos que las cajas que aparcaron sus activos en la Sareb concedieron a promotores inmobiliarios y que, a día de hoy, están en situación de impago o directamente fallidos. En este sentido, también parte de los promotores están en concurso o ya en fase de liquidación.

Esos préstamos tienen como garantía en la mayoría de los casos viviendas y otros inmuebles repartidos por todo el país, lo que lo convierte por sí mismo en un atractivo para los potenciales inversores. El expediente medio, según explican las fuentes, es de unos diez millones de euros, frente a la media de nueve millones de la primera oleada de créditos lanzados por esa ventanilla online.

Otras operaciones en 2017

La Sareb, que prevé vender en 2018 por ese canal digital unos 3.000 millones de euros en créditos tóxicos, tiene activas otras palancas para acelerar en lo que queda de ejercicio la enajenación de sus carteras. Cabe recordar que tiene de plazo hasta 2027 para desprenderse de los más de 50.000 millones en activos problemáticos que recibió de las entidades financieras con ayudas públicas.

Así, por ejemplo, la sociedad trabaja también en la venta —«Proyecto Inés»— de una cartera de créditos impagados con viviendas en Andalucía, Cataluña, Madrid y Zaragoza como colateral y por valor de unos 400 millones.

El gran proyecto en el que trabaja la entidad es en todo caso el lanzamiento a Bolsa de su propia sociedad cotizada de inversión en el mercado inmobiliario (socimi), que se llamará Témpore Properties y debutará a finales de año con sus 1.500 mejores propiedades en alquiler y un volumen de activos con un valor superior a los 200 millones de euros.



abc

Related posts

Gobierno envía segunda solicitud de rectificación sobre nota a la BBC

admin

Locos por el musgo en Japón

admin

Cuba y EEUU firman inédito acuerdo para combatir enfermedades

admin

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.