Su nombre es  Rebekah Marine y es quizás la modelo que ha desafiado totalmente los cánones de belleza de la industria de la moda.  Su condición física no ha sido para nada un obstáculo y lo ha demostrado con la realización de varias pasarelas en Nueva York, varios comerciales en Estados Unidos y sesiones fotográficas totalmente fashionistas.

La joven estadounidense de 28 años nació sin el antebrazo derecho, y aunque desde niña soñó con ser modelo, su sueño se vio truncado en cada cásting al que acudía al ser rechazada por la discapacidad que padece. «Cuando escuché las palabras ‘nunca vas a tener futuro en este negocio’ realmente me hundí», reconoció Rebekah Marine a la revista People.

Pero su vida cambió radicalmente hace seis años gracias a un brazo biónico. Rebekah recibió una prótesis de mano cuántica y con ella volvió a despertarse en su interior el sueño de ser modelo. La joven, que incluso rehuía salir en las fotos, comenzó a subir a las redes sociales fotografías en las que posaba orgullosa tanto con su nuevo brazo como sin él.

Marine, además de realizar el modelaje, se dedica a dar conferencias y charlas motivacionales para que cada persona aprecie su cuerpo tal y como es. Se encarga, a su vez,  de dar un mensaje de aceptación y fortalecimiento de autoestima. Además es embajadora de varias fundaciones que apoyan a Rebekah es ejemplo de superación y fortalez

Así es como usa su prótesis: